España instala 47 MW fotovoltaicos en 2015, el doble que en 2014 pero apenas el 1,7% de Europa

La nueva potencia fotovoltaica instalada en España en el ejercicio 2015 se situó en 47 megavatios (MW), lo que supone el doble de los 22 MW de 2014, pero una cifra muy alejada de la de ejercicios anteriores que apenas equivale al 1,7% de los megavatios instalados en el conjunto de Europa.

Según datos de la Unión de Empresas Fotovoltaicas (UNEF), la nueva potencia instalada se reparte entre instalaciones de autoconsumo e instalaciones desconectadas de la red, sobre todo para uso agrícola.

El ritmo de instalación de nueva potencia, afirma la asociación, se ha visto paralizado en el área de autoconsumo por el real decreto que regula esta actividad, publicado en octubre.

Los datos de 2015 se sitúan además lejos de los registrados en países del entorno como Reino Unido, Alemania o Francia, donde se instalaron 4.000 MW, 1.400 MW y 1.100 MW de fotovoltaica, respectivamente, el pasado año.

La potencia fotovoltaica instalada en España sólo es comparable a los 51,2MW que se instalaron en la región de Bruselas el pasado año, indica UNEF antes de señalar que, según datos de la PVMA (PV Market Alliance), en 2015 se batió un nuevo récord de potencia fotovoltaica instalada en el mundo, con la incorporación de 51.000 MW.

Países como China, con 15.000MW nuevos instalados, o Japón, con 10.000 MW, situaron a Asia a la cabeza de las regiones que más fotovoltaica instalaron el año pasado. Por su parte, el mercado estadounidense creció un 56% con respecto a 2014, con 9.800 MW de potencia fotovoltaica instalada.

En Europa, la nueva potencia ascendió a 8.500 MW instalados a lo largo de 2015, gracias especialmente al ‘boom’ registrado en el mercado británico. La nueva capacidad instalada en España supone tan sólo el 1,7% de la nueva potencia instalada en Europa y un 0,09 % de la potencia instalada a nivel mundial.

“Estos datos demuestran que España sigue sin apostar por las energías limpias, como la fotovoltaica, y que legislaciones como el real decreto de autoconsumo suponen una barrera a la fotovoltaica en nuestro país, tanto por la instauración del ‘impuesto al sol’, como por los impedimentos técnicos y administrativos que se plantean en él”, indicó el presidente de UNEF, Jorge Barredo.

“Además hay que sumar la injustificable exclusión de la fotovoltaica de las subastas de energías renovables llevadas a cabo por el Gobierno”, añadió Barredo, cuya asociación mantiene la confianza en que se modifique el texto de la legislación vía parlamentaria.

UNEF también valora iniciativas como las que llevaron a cabo, recientemente, diferentes grupos parlamentarios con la presentación a la Mesa del Congreso de diferentes proposiciones no de Ley sobre el desarrollo del autoconsumo con balance neto para su debate en Pleno.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada