Delphi planea cerrar su fábrica de Sant Cugat, con 500 trabajadores

Multinacional Delphi, en Sant Cugat del Vallés (Barcelona).

Multinacional Delphi, en Sant Cugat del Vallés (Barcelona).

La dirección de Delphi ha comunicado hoy a los sindicatos su intención de cesar la actividad de la planta de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), en la que trabajan más de 500 personas, a finales de este año, según ha informado CCOO.

El sindicato ha explicado que la empresa, dedicada a la fabricación de componentes para el automóvil, se plantea el cierre de la fábrica si no se encuentra ninguna alternativa industrial.

Ante esta situación, CCOO ha exigido a la multinacional que dé marcha atrás en sus intenciones y abra un proceso de negociación para buscar una alternativa que permita garantizar la continuidad de las instalaciones y del medio millar de empleos que tiene actualmente.

El presidente del comité de empresa, José Antonio Morán, ha explicado a Efe que la planta vallesana fabrica actualmente un solo producto, las bombas de inyección para motores diésel, principalmente de Mercedes, y ha destacado que la dirección ha tomado la decisión alegando al “alto coste” de la planta y la rebaja del precio de este producto, que dejará de fabricar en 2017.

No obstante, Morán ha afirmado que la planta está “capacitada” para acoger la producción de otros componentes para la automoción que diseña actualmente la multinacional y cree que la decisión se debe a una “estrategia industrial” para “deslocalizar” la producción a la planta de Rumanía.

“La dirección asegura que las instalaciones de Sant Cugat son inviables económicamente porque no podrá competir con otras plantas de la multinacional, pero consideramos que esto no es así y entendemos que es un proceso de deslocalización”, ha declarado Morán.

“La planta tiene capacidad para seguir produciendo y nos oponemos a un ERE de cierre de la misma, por lo tanto nos sentaremos en la mesa de negociación para buscar alternativas para garantizar la continuidad de las instalaciones y de los empleos”, ha añadido.

La dirección ya hace cerca de seis meses que trabaja con una empresa especializada en captar inversores para intentar buscar, de cara al futuro, un posible inversor que se quede con la planta de Sant Cugat.

Durante el día de hoy, el comité de empresa ha convocado asambleas informativas en los diferentes turnos de trabajo para explicar la situación al conjunto de la plantilla y plantear posibles movilizaciones.

A finales de 2013, Delphi ya presentó un ERE en su planta de Sant Cugat que se saldó con 126 afectados: 31 salidas forzosas, 36 prejubilaciones y 59 bajas voluntarias.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada