La incertidumbre frena la compraventa de viviendas y “suaviza la recuperación”, según BBVA Research

Vista de la sede del BBVA en Madrid, el 1 de junio de 2014.

Vista de la sede del BBVA en Madrid, el 1 de junio de 2014.

Las compraventas de viviendas “perdieron fuelle” en noviembre de 2015 por la incertidumbre instalada en España desde los últimos compases del pasado año, según el último ‘Flash inmobiliario’ del BBVA Reasearch.

El servicios de estudios de la entidad financiera recoge datos del Consejo General del Notariado que reflejan un descenso de las transacciones de viviendas del 2,5% en el penúltimo mes del pasado año respecto al mes anterior, hasta las 35.000 unidades, una vez corregidos los efectos estacionales.

Así, señala que “en los últimos meses las ventas parecen haberse estancado, interrumpiendo el crecimiento intermensual que han mostrado en meses anteriores”.

A la hora de explicar las causas de este frenazo, BBVA Research indica que “la mayor incertidumbre podría ser la respuesta al menor crecimiento de las ventas y a la moderación del crecimiento hipotecario”.

Desde los últimos compases de 2015 se han unido la escalada de tensión en Cataluña, con la formación de un nuevo Gobierno regional encabezado por Carles Puigdemont, y las dificultades para formar Gobierno a nivel nacional, que ya se presuponían antes de la celebración de las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Así, el informe señala que “el ambiente de incertidumbre, junto con la inestabilidad de los mercados, han tenido su reflejo en una reducción de la confianza del consumidor en el mes de enero”.

Con todo, BBVA Research cree que, dada la buena marcha observada en los fundamentales de la demanda, el estancamiento de las compraventas de inmuebles “podría tener carácter transitorio”.

“La progresiva reducción de la incertidumbre durante los próximos meses podría traer consigo una nueva aceleración de las ventas de viviendas”, sentencia.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada