Bruselas acepta el presupuesto de Portugal pero pide más ajustes por riesgo de incumplimiento

La Comisión Europea ha decidido este viernes aceptar el presupuesto presentado por el nuevo Gobierno socialista de Portugal para 2016, tras acordar ajustes adicionales por valor de 845 millones de euros, pero ha avisado a Lisboa de que deberá introducir más medidas fiscales porque persiste el “riesgo de incumplimiento” de los objetivos de déficit fijados.

“El Colegio de Comisarios ha concluido que no hay lugar a pedir un plan presupuestario revisado, pero que la opinión adoptada debe señalar los riesgos de no conformidad”, ha anunciado en una rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, el socialista francés Pierre Moscovici.

En la misma comparecencia, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha añadido que Bruselas emplaza ahora al Gobierno portugués a “dar los pasos adecuados” para asegurar que las cuentas de 2016 “cumplirá” con las normas fiscales.

“Seguiremos muy atentos”, ha avisado Dombrovskis, antes d que su colega Moscovici haya afirmado que “se ha cumplido una etapa, pero queda mucho camino por recorrer”. La situación será evaluada de nuevo en el mes de mayo, como el resto de presupuestos de los Estados miembros.

Ambos han subrayado que la decisión que ha tomado el Colegio de Comisarios, convocado con carácter extraordinario para decidir el caso portugués, se ha tomado de manera “imparcial” y sin tener en cuenta el “color” del nuevo Gobierno.

Lisboa presentó su proyecto de presupuesto el pasado 22 de enero y Bruselas avisó entonces de que planteaba “riesgos muy graves” de desviación de los objetivos comprometidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Desde entonces, las dos partes han mantenido intensas “discusiones técnicas y contactos políticos” para negociar cambios en el plan, que será sometido al voto del Parlamento luso este mismo viernes.

El acuerdo se ha logrado después de que Portugal aceptara incluir medidas equivalentes a 845 millones de euros en recortes, lo que sitúa el esfuerzo estructural entre un 0,1% y un 0,2% del PIB, frente al 0,6% que pedía Bruselas. El desvío por tanto queda por debajo del 0,5% y es “aceptable” para el Ejecutivo comunitario, ha justificado Moscovici.

Desde 2009 Portugal está sometido al proceso correctivo del Pacto de Estabilidad por déficit excesivo y se le exigió situar su déficit público por debajo del 3% en 2015, pero según las previsiones de Bruselas el déficit portugués de 2015 ha sido del 4,2%. Para 2016, la UE recomendó a Lisboa un ajuste del 0,6% del PIB.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada