FCC lanza la ampliación de capital que dará a Carlos Slim el control del grupo

FCC ha lanzado su anunciada ampliación de capital de 709,51 millones de euros con la que Carlos Slim, actual primer accionista de la compañía con el 27,4% de su capital, se hará con el control de la compañía.

El empresario mexicano tendrá que lanzar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) tras la operación, en caso de que suscriba un mayor número de acciones respecto a las que le corresponden en función de su participación, dado que garantiza la ampliación.

FCC lanza la ampliación, aprobada en diciembre, tras lograr este martes la preceptiva autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y con el objetivo de completar su saneamiento, y recortar parte de su deuda y la de su filial Cementos Portland.

En concreto, destinará el grueso de los recursos que obtenga a pagar un tramo de deuda que le devenga altos intereses y a suscribir parte de una futura ampliación de la cementera.

En concreto, en virtud de la operación, la constructora emitirá 118,25 millones de nuevas acciones a 6 euros por acción. Este precio supone un descuento de casi el 7% respecto al cierre de FCC este lunes en Bolsa (6,44 euros).

Este viernes, 12 de febrero, arrancará la operación con el inicio del periodo de suscripción preferente, el reservado para los actuales accionistas de la compañía, que se extenderá hasta el próximo día 26, según notificó la empresa al supervisor del mercado.

INYECCIÓN DE SLIM.

Carlos Slim y Esther Koplowtiz, segunda accionista del grupo con el 22,4% del capital, se han comprometido a acudir a la operación en función de sus respectivas participaciones.

No obstante, el empresario mexicano, además de tomar los títulos que le corresponden, que supone una inyección de 182,1 millones de euros, prestará a Koplowitz los 159 millones de euros que necesita para suscribir su parte y no diluir su participación. Además, al garantizar la operación, Slim tomará las acciones que, en su caso, quedaran sin suscribir.

Todo ello podría llevar al magnate a superar la cota del 30% en el capital de la constructora y tener que lanzar una OPA por el 100% del grupo. De hecho, el empresario cuenta ya con vía libre para ello, tras el acuerdo que alcanzó el viernes con Esther Koplowitz.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada