Alarma en Europa: la debilidad del Deutsche Bank puede provocar un colapso similar al de Lehman Brothers

Peatones caminan junto a una sucursal de Deutsche Bank en Fráncfort (Alemania).

Peatones caminan junto a una sucursal de Deutsche Bank en Fráncfort (Alemania).

Al hablar de la crisis de 2008, todo el mundo nombre a Lehman Brothers. El gran banco de inversión norteamericano era el paradigma del ‘too big to fail’: lo enorme de su negocio hacia imposible su caída. Pero lo impensable sucedió y la firma echó el cierre el 14 de septiembre de 2008, día negro para la historia de Wall Street.

Han pasado casi 8 años de aquello y parece que lo imposible vuelve a hacerse posible, pero esta vez al otro lado del charco. El Deutsche Bank, el banco más grande de la primera economía europea, está tambaleándose en bolsa. Desde el 1 de enero de 2016, sus acciones se han depreciado un 40%, liderando el desplome bursátil general en el que se encuentran las entidades financieras europeas.

La situación es tan grave que un portavoz del banco ha tenido que salir a defender la robustez de la empresa asegurando que el banco tiene fondos para pagar sus deudas. Desde 2011 nadie había tenido que defender en público las cuentas de un banco en el Viejo Continente.

Pero los mercados creen otra cosa. Las acciones Deutsche Bank están en mínimos de 1984. Hace tan solo 40 días, cada título cotizaba a 22,53 euros, y ahora rondan los 13,50 euros.

Este bajón general está causado por rumores que aseguran que el banco va a ser incapaz de devolver la deuda de 4.600 millones que ha contraído estos últimos años. La realidad es que el banco tiene unos 1.000 millones presupuestados en 2016 para hacerlo, y este año solo tendría que devolver 350 millones.

Para espantar los malos augurios, el banco se defiende asegurando que, en caso de necesidad también dispondrá este año de 4.300 millones de euros provenientes de la posible venta del 20% del banco chino Hua Xia Bank. Y por si quedaban dudas, también ha anunciado un ambicioso plan de recompra de bonos para subir su cotización.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada