Los sindicatos portugueses, satisfechos con el proyecto presupuestario del Gobierno

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por el Gobierno socialista portugués es visto con buenos ojos por los dos principales sindicatos del país, pese a la inclusión de ajustes adicionales exigidos por Bruselas.

Así lo anunciaron hoy los líderes de la Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP, de orientación comunista) y de la Unión General de Trabajadores (UGT, próximo a los socialistas), que subrayaron no obstante que todavía falta camino por recorrer para revertir todas las políticas de austeridad implementadas en años anteriores.

El documento “supone claramente una inversión del rumbo” seguido por el anterior Ejecutivo, de signo conservador, consideró el secretario general de la CGTP, Arménio Carlos.

En su opinión, en estos presupuestos -que todavía deben ser sometidos a debate en el Parlamento- “el peso de los impuestos en términos globales es menor” que el previsto inicialmente por los partidos de centro-derecha para 2016, lo que reducirá la carga fiscal sobre los trabajadores.

Arménio Carlos recordó, sin embargo, que existen cuestiones centrales para el organismo que dirige que no se han visto resueltas todavía, y se mostró crítico con la intención del Gobierno de implementar la reducción del horario de los funcionarios a 35 horas semanales de forma gradual.

“No tiene sentido que sea programada por fases en función del sector”, defendió el dirigente sindical, que en este punto mantiene una posición diferente a la del Ejecutivo.

Desde UGT, el dirigente Carlos Silva destacó el “alivio” que representará el nuevo presupuesto para el bolsillo de los trabajadores, pensionistas y jubilados con rendimientos más modestos, y ensalzó especialmente la subida del salario mínimo.

A pesar de que el aumento tiene un impacto reducido (25 euros por mes), el líder sindical destacó que el Gobierno aprobó la medida incluso contra el criterio de Bruselas y el Fondo Monetario Internacional, que expresaron sus dudas sobre la conveniencia de este incremento.

“No pasamos del invierno al paraíso (…). Pero los últimos años fueron mucho peores”, subrayó.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada