Feijóo afirma que el Proyecto de ley de medidas en materia de urbanismo aportará agilidad, eficacia y seguridad jurídica a los proyectos públicos urgentes y de excepcional interés público

FeijooEl presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, afirmó hoy que el Proyecto de ley de medidas en materia de urbanismo aportará agilidad, eficacia y seguridad jurídica a los proyectos públicos urgentes y de excepcional interés público. “Estamos hablando de una respuesta ágil, responsable y eficaz con la que damos solución a los casos de proyectos urgentes referidos a infraestructuras promovidas por administraciones públicas paralizadas en la ciudad de Vigo; y, blindamos a toda la comunidad para poder acercar soluciones a aquellos proyectos que no pueden ser paralizados hasta la aprobación de un nuevo plan de ordenación urbanístico”, aseguró.

Durante la rueda de prensa del Consello, Feijóo subrayó que la ley garantiza la autonomía municipal, establece que las iniciativas sean informadas sectorialmente, según la normativa aplicable, y respeta las resoluciones judiciales.

En esta línea, precisó que el texto garantiza la autonomía municipal porque el informe del ayuntamiento será preceptivo y vinculante y, si el informe es desfavorable, la Xunta archivará el proyecto.

Asimismo, afirmó que incluso después de aprobado el proyecto de urgencia, el Ayuntamiento podrá suspender las obras si no se sigue el procedimiento de la ley o los trabajos no se ajustan a lo establecido en el proyecto. “Y, hace falta destacar que los proyectos deberán ser informados sectorialmente, de acuerdo a la legislación aplicable, y muy especialmente en lo referido a la evaluación de impacto ambiental”, añadió.

El presidente de la Xunta aseguró también que el mecanismo no supone una vía para evitar las resoluciones judiciales, sino todo el contrario, “ya que la propia ley –abundó- establece que de forma simultánea a la aprobación del proyecto, se inicie el procedimiento para acomodarlo a la ordenación urbanística correspondiente”.

Procedimiento

Más al por menor, Feijóo explicó que el texto aprobado diseña el procedimiento necesario para impulsar estos proyectos urgentes. De tal manera que el órgano promotor del proyecto dará traslado del mismo a la Consellería competente por materia, solicitando que se inicie el procedimiento para declararlo de urgencia e interés público. Deberá aportar un proyecto detallado.

La consellería competente en la materia será la responsable de justificar las razones de urgencia y excepcional interés, y remitirá este proyecto al Ayuntamiento para que en 10 días acepte o no la tramitación de este procedimiento excepcional.

Si el informe del ayuntamiento es desfavorable, el procedimiento se archivará. Y si el informe es favorable, se remitirá a la Consellería competente en urbanismo que solicitará con carácter de urgencia los informes preceptivos de acuerdo a la legislación sectorial aplicable.

Una vez recabados los informes sectoriales (incluido la evaluación de impacto ambiental, si la normativa lo exige), elevará el proyecto a la Comisión Superior de Urbanismo, que se pronunciará sobre los aspectos urbanísticos.

Una vez finalizada esta fase, la Consellería de urbanismo devolverá el expediente a la Consellería competente, por la naturaleza del proyecto, que será la encargada de elevarlo al Consello da Xunta para su aprobación. “Será el Gobierno el que habilite a los promotores para el inicio de las obras correspondientes y, el Ayuntamiento velará para que esas obras se ejecuten conforme a la licencia otorgada y, de lo contrario, podrá suspender las obras y solicitar que se adecúen al proyecto aprobado por el Gobierno de la comunidad”, precisó.

Feijóo concluyó insistiendo en “que este proceso mantiene la garantía de los procedimientos; mantiene los deberes de los informes sectoriales; mantiene la autonomía municipal y sobre todo resuelve los problemas que se puedan crear en el futuro”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada