El sector siderúrgico europeo se manifiesta contra la competencia china

Un trabajador del sector siderúrgico se manifiesta el 15 de febrero de 2016 en Bruselas demandando acciones urgentes contra las importaciones de productos chinos.

Un trabajador del sector siderúrgico se manifiesta el 15 de febrero de 2016 en Bruselas demandando acciones urgentes contra las importaciones de productos chinos.

Unos 5.000 operarios de la siderurgia europea deben manifestarse este lunes en Bruselas para protestar contra la competencia china, que coloca en el mercado de la Unión Europea acero por debajo del coste de producción.

“Las importaciones de acero regaladas de China, cuyos volúmenes se duplicaron en los últimos 18 meses, inundan el mercado de la UE, lo que provoca el cierre de fábricas y la supresión de empleos en la siderurgia europea”, denuncia la federación Eurofer, que reúne las industrias europeas del acero y coorganiza la manifestación.

“Los obreros de la siderurgia de toda Europa padecen las consecuencias de las importaciones desleales y de la falta de acción gubernamental”, denuncia Roy Rickhuss, secretario general del sindicato del acero británico, Community, en un comunicado.

La UE es el segundo productor de acero más importante, por detrás de China, con más de 177 millones de toneladas por año, un 11% de la producción mundial, según las cifras de la Comisión Europea, en un mercado saturado por el exceso de oferta.

El sector emplea directa e indirectamente a un millón de personas en Europa.

Delegados de Eurofer y de Aegis Europe, que reagrupa 30 sectores industriales (del acero al alumino, pasando por la cerámica, el vidrio y los paneles solares, entre otros), serán recibidos por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante la manifestación.

Estas dos federaciones denunciarán el ‘dumping’ chino e intentarán pesar en el debate que se lleva a cabo en la UE que debe decidir si se posiciona dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a favor o en contra de otorgarle a China el estatuto de “economía de mercado”. El protocolo de adhesión de China a la OMC de 2001 contiene una disposición que especifica que dejará de ser una economía que no es de mercado en diciembre de 2016. Para ello, debe obtener el aval de los miembros de la organización, que quieren hacerlo por consenso. De obtener el estatuto de economía de mercado, los productos originarios de China ingresarían con menores de derechos aduaneros y las medidas contra el ‘dumping’ serían más complicadas de establecer. Un total de 3,5 millones de empleos estarían amenazados, según Aegis.

En una carta dirigida a la Comisión Europea, los ministros de Economía de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Polonia, Bélgica y Luxemburgo instaron a Bruselas a recurrir a todos los medios disponibles para “luchar contra el comercio desleal” y “garantizar las condiciones de una competencia equitativa”.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, pidió a finales de enero al ministro de Comercio chino, Gao Hucheng, que Pekín tomase medidas para reducir su capacidad de producción, amenazando con la apertura de procedimientos ‘antidumping’. Malmström destacó que las exportaciones de acero de China, que concentra la mitad de la capacidad mundial de producción, aumentaron un 50% en 2015, en un mercado saturado, provocando la destrucción de miles de empleos.

China ya señaló su intención de recortar su capacidad de producción de acero en 150 millones de toneladas durante los próximos cinco años, aunque los analistas estiman que su exceso de producción es de 340 millones de toneladas.

El viernes, la Comisión abrió tres investigaciones por ‘dumping’. En total, la UE tiene “37 medidas de defensa comercial” contra un 1,38% de las importaciones chinas de acero y productos del acero y nueve investigaciones en curso.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada