La OCDE prevé recesión aún más profunda en Brasil

Vista general de los espectadores disfrutando de la banda "A Favorita" durante el desfile de carnaval en la playa de Copacabana, Rio de Janeiro, Brasil, el 6 de febrero de 2016.

Vista general de los espectadores disfrutando de la banda “A Favorita” durante el desfile de carnaval en la playa de Copacabana, Rio de Janeiro, Brasil, el 6 de febrero de 2016.

La OCDE agravó el jueves sus previsiones sobre la recesión de Brasil, que será este año de 4% (frente a -1,2% previsto en noviembre), a causa de las incertidumbre políticas y de la elevada inflación.

“La recesión en Brasil será seguramente más profunda que la que anticipábamos previamente, con las actuales incertidumbres políticas y el alza de la inflación”, explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una entidad con sede en París.

El informe también reduce de manera sustancial sus proyecciones de crecimiento para 2017, que será nulo (0%). En noviembre, preveía que Brasil saliese en 2017 de la recesión, con una expansión económica de 1,8%.

El PIB de Brasil ya había sufrido en 2015 una contracción del 3,8%.

El gigante sudamericano se halla sumido en una grave crisis, que combina recesión, escándalos y tensiones políticas que fragilizan a sus principales empresas, como Petrobras, y paralizan al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, con la popularidad por los suelos y en la mira de un proceso de destitución.

El país recibió por lo demás un nuevo golpe con la epidemia del Zika, que ensombrece las perspectivas de los Juegos Olímpicos de este año y del sector del turismo, aunque el informe de la OCDE no llega a mencionar esos factores.

El estudio prevé este año un crecimiento mundial de 3%, el mismo que en 2015, tres décimas por debajo de las previsiones de noviembre pasado, cuando ya había procedido a un recorte similar.

La revisión global se debe a nuevos “datos decepcionantes” relacionados con “la desaceleración de muchas economías emergentes” y con “una recuperación muy modesta de las economías avanzadas”.

– Riesgo de “choques cambiarios” –

La OCDE identifica riesgos mayores en países emergentes como Brasil, Rusia y Turquía, vulnerables a “choques cambiarios” por sus deudas ampliamente denominadas en dólares.

Aunque esos países disponen actualmente de un colchón de divisas más confortable que en crisis anteriores, podrían verse confrontados a “serias consecuencias financieras y económicas si esos riesgos se materializaran”, subraya la OCDE, un organismo de 34 países, en su mayoría del mundo desarrollado.

La agencia de calificación de solvencia Standard & Poor’s rebajó el miércoles otro peldaño, dentro de la categoría especulativa, la nota de la deuda soberana en divisas extranjeras de Brasil, de BB+ a BB.

Esta es la segunda rebaja de S&P en seis meses, luego que en septiembre retirara el sello de buen pagador (grado de inversión) a la séptima economía del mundo.

Otra calificadora, la británica Fitch, también colocó la deuda de Brasil en la categoría “basura” en diciembre.

Entre los países emergentes, la OCDE mantuvo sin alteraciones su previsión de crecimiento de China en 2016 (+6,5%) y aumentó una décima, (a +7,4) la de India.

Brasil forma parte del club de los BRICS de potencias emergentes (junto a Rusia, India, China y Sudáfrica), que después del estallido de la crisis global de 2008 actuaron como motores de la economía mundial.

Pero en los últimos años Rusia se vio afectada por el derrumbe de los precios del petróleo y se hundió también en la recesión, en tanto que la economía china entró en fase de desaceleración.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada