Abanca tuvo en 2015 un beneficio neto de más de 330 millones de euros

 Juan Carlos Escotet en una rueda de prensa.

Juan Carlos Escotet en una rueda de prensa. ARCHIVO. 

Abanca obtuvo en 2015 un beneficio neto que superó los 330 millones de euros, el 71,5% menos que en 2014, cuando alcanzó los 1.157 millones, debido a que la entidad financiera recibió en aquel ejercicio más de 500 millones en créditos fiscales.

El banco cerró el último ejercicio con una tasa de mora del 8,6%, “por debajo de la media del sector por primera vez en los últimos seis años”, señaló durante su intervención el consejero delegado, Francisco Botas, quien destacó además que Abanca logró reducir en un 30% su saldo dudoso.

El grupo concedió a lo largo del 2015 hasta 11.444 millones en nueva financiación, un 52% más que el pasado año.

En la presentación de los resultados de 2015 hoy en Santiago, el vicepresidente de Abanca y propietario del Grupo Banesco, Juan Carlos Escotet, ha definido el último año como “estupendo”: “Hemos cumplido todos los objetivos que nos habíamos marcado”, ha dicho, y ha remarcado que “la solvencia es nuestra obsesión”.

El resultado conseguido, han abundado, se asienta sobre cuatro pilares, que son el crecimiento de los ingresos recurrentes por el relanzamiento de la actividad con las pymes y familias, la positiva evolución del margen comercial, la mejoría de la calidad del crédito y la fortaleza de los ratios de capital y liquidez.

El banco reforzó, asimismo, su posición en el mercado minorista, núcleo de su negocio, con crecimientos tanto en la concesión del crédito como en la captación de recursos de clientes.

La comercialización de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros se incrementó, asimismo, de manera importante y permitió a Abanca diversificar sus fuentes de rentabilidad.

Escotet ha explicado que “la fortaleza de capital” de Abanca les permite explorar “seriamente” posibles compras de otras entidades fuera de España, tanto en el mercado europeo como en Latinoamérica, donde están pendientes de la puja por Corporación Financiera Habana, en Cuba.

“Estamos dando pasos firmes en la consolidación de nuestro modelo de negocio y no descartamos ninguna adquisición, ni en España ni en el extranjero. La baja del Euríbor ha influido en la rentabilidad de los bancos y hay que abrirse a los nuevos mercados, ir a donde existan mayores oportunidades”, ha aseverado.

Por su parte, Botas destacó que la rentabilidad se situó en el pasado ejercicio en el 8,7 (ROTE) y que cumplieron con “holgura” los requerimientos de capital del Banco Central Europeo (BCE).

“Abanca se mantiene entre las entidades más capitalizadas de Europa, con un ratio CET1 del 16%, lo que da una amplia holgura respecto a los requerimientos del supervisor, con un superávit de 1.574 millones de euros respecto a los requisitos del BCE”, explicó.

Precisó, además, que la calidad de los activos, medida por el ratio de mora, ha mejorado un 28%, situándose por debajo de la media del sector.

El consejero delegado informó de que el saldo de los activos morosos cayó en los últimos doce meses más de 1.100 millones y la tasa de impagos ha bajado al 8,6 por ciento, menos que la media del sistema “por primera vez en los últimos seis años”.

Reveló que el número de clientes digitales aumentó un 18%, con especial protagonismo de la banca móvil, y que la entidad ha consolidado el crecimiento de la actividad comercial rentable y el crecimiento de la captación focalizado en productos de valor añadido.

La calidad de los activos ha mejorado un 30% debido al impulso en la recuperación -el saldo dudoso pasó de 3.841 en diciembre de 2014 a 2.695 en diciembre del año siguiente-.

En cuanto al balance anual, los gastos de explotación han crecido de 528 a 589 millones, sobre todo por los 71 destinados a gastos de proyectos, adquisiciones y fusiones.

La entidad destinó el año pasado 104 millones a provisiones y dotaciones, por los 66 del ejercicio anterior, y los resultados extraordinarios pasaron de 50 millones de euros a 99.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada