El Ibex-35 toma beneficios por la caída precios petróleo; OHL brilla

 Imagen de archivo de una mujer observando gráficos del Ibex en la ventana de un banco en Malaga.

Imagen de archivo de una mujer observando gráficos del Ibex en la ventana de un banco en Malaga.

El Ibex cerró el martes con una caída del 1,4 por ciento en un día de recogida de beneficios por el descenso del precio del crudo y débiles indicadores a ambos lados del Atlántico, mientras brilló OHL por los resultados de su filial mexicana.

Los futuros del crudo Brent bajaban más de un cuatro por ciento el martes por dudas de que la potencial congelación de la producción tenga impacto sobre el exceso de suministro.

Tampoco ayudó al optimismo inversor el dato del instituto Ifo de confianza empresarial alemana, que cayó por tercer mes consecutivo en febrero para alcanzar su nivel más bajo en más de un año, ni un dato de confianza de los consumidores en EEUU, que también bajó en febrero.

“Cuando se ha publicado el dato de confianza del consumidor en EEUU se han acelerado las pérdidas. Sigue habiendo mucha volatilidad y en cuanto sale un dato un poco débil tiene un impacto negativo”, dijo Iván San Félix, analista de Renta 4.

El Ibex-35 acabó el día con una caída del 1,42 por ciento a 8.267,6 puntos, mientras que el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 se dejó un 1,33 por ciento.

En el mercado de renta fija, la prima de riesgo de la deuda española respecto a la alemana se relajaba cinco puntos básicos respecto a la apertura, situándose en 145 puntos básicos, después de que el Tesoro español subastase 4.171 millones de euros en Letras a 3 y 9 meses a tipos más altos.

Los valores vinculados a las materias primas cayeron con fuerza, después de que la minera BHP Billiton anunciase que reducía su dividendo a cuenta en un 75 por ciento, abandonando una larga política de estabilidad en la remuneración al accionista.

En España, Acerinox y Arcelor Mittal, bajaron un 4,2 y un 3,1 por ciento, respectivamente.

La petrolera Repsol y su accionista Sacyr bajaron un 3,3 y 3,4 por ciento, en línea con el descenso del crudo, mientras que el holding de aerolíneas IAG, que se beneficia de un carburante más barato, avanzó un 2 por ciento.

El sector bancario cayó a bloque excepto la nacionalizada Bankia, que subió un 1,5 por ciento. Los dos pesos pesados del sector, Santander y BBVA, se dejaron un 1,7 y 2,8 por ciento, respectivamente.

Entre el resto de grandes valores, Telefónica perdió un 2,1 por ciento, Inditex un 2 por ciento e Iberdrola, que presenta resultados y estrategia el miércoles, cayó un 1,5 por ciento.

La cadena de distribución DIA, otra de las empresas del Ibex que presenta resultados el miércoles, cerró con un descenso del 0,5 por ciento.

Entre los pocos valores al alza del selectivo, se encontraron algunas constructoras.

OHL subió el martes un 6,8 por ciento después de que su filial mexicana, OHL México, acompañase unos sólidos resultados con el anuncio de un dividendo de 0,40 centavos de peso por acción.

ACS, cuya filial NCIC logró un contrato valorado en 315 millones de euros para un complejo de fertilizantes en Egipto, avanzó un 1,3 por ciento.

Fuera del selectivo, el gestor de bolsas BME se revalorizó un 2,5 por ciento, después de que sus rivales Deutsche Börse y London Stock Exchange anunciasen que están explorando un nuevo intento de fusión.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada