El Sergas adquiere una equipación tecnológica de última generación para la Unidad Oncológica del Meixoeiro de 17 millones de euros

MeixoeiroEl conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, y el director general de la Fundación Amancio Ortega, Oscar Ortega, visitaron hoy la unidad de oncología radioterápica del Meixoeiro, en la que se instaló un nuevo acelerador lineal como parte del convenio de colaboración de la FAO con el Servicio Gallego de Salud para la adquisición de equipación tecnológica de última generación, por valor de 17 millones de euros.

Se trata de la tecnología para el tratamiento del cáncer más avanzadilla que existe actualmente en el mundo. El acelerador Varian, modelo TrueBeam, fue instalado en el búnker que se habilitó a tal efecto en la Unidad de Oncología Radioterápica, y, en los próximos días, iniciará su funcionamiento.

Su extraordinaria rapidez y precisión en la administración de las dosis de radiación, junto con sus mecanismos de seguridad, así como los avanzados sistemas de imagen y componentes robotizados de los que va dotado, lo convierten en todo un referente de las tecnologías contra el cáncer. Al tratarse de un equipo de banda innovadora, se van a poder realizar todas las técnicas conocidas hasta ahora para un acelerador lineal, y, además, viene preparado para incorporar procedimientos de futuro que hoy aún están en fase de desarrollo.

Sesiones de solo 3 minutos

La combinación de sus principales cualidades, rapidez y precisión, va a permitir acortar, notablemente, el número de sesiones de tratamiento, y, al mismo tiempo, aumentar las dosis dirigidas al tumor, y por lo tanto, su efectividad, preservando al máximo los órganos y las zonas sanas que los circundan. En determinadas patologías, los tratamientos se van a beneficiar de una reducción notable en su duración, que puede ser hasta de un 70% de su tiempo, pasando de sesiones de 20 minutos a tan sólo 3 minutos, o de tratamientos de 38 sesiones a solo seis en un cáncer de próstata, por poner un ejemplo significativo. La reducción del tiempo de las sesiones también es un factor de seguridad, al descender, en la misma proporción, las posibilidades de que el paciente se mueva durante el tratamiento.

Los nuevos aceleradores que incorpora el Sergas vano dotados de una tecnología denominada rapidARC, por la cual el acelerador puede emitir radiación mientras su cabezal gira alrededor del paciente, adaptando, en cada momento, el manojo y la dosis a la posición del tumor; una característica que contribuye, aun más se cabe, a la efectividad, precisión, seguridad y rapidez de los tratamientos.

El acelerador lleva incorporado un sistema de micromultiláminas, con láminas muy finas, de entre 2,5 mm y 5 mm, que le facilitan el tratamiento de tumores de todo tipo de formas y tamaños, al adecuar, con suma precisión, el manojo de radiación al perímetro y a la morfología del tumor. Con esta herramienta, se puede realizar radiocirugía, una técnica que consiste en aplicar altas dosis de radioterapia para eliminar tumores pequeños con absoluta precisión.

El Hospital del Meixoeiro viene realizando, desde hace años, radiocirugía para tratar tumores cerebrales, y con el nuevo acelerador se prevé aplicar esa técnica también a tumores situados en el resto del cuerpo (SBRT).

Tratamientos más individualizados y seguros

El sistema de imagen con que cuenta el nuevo acelerador lineal permite ver, en todo momento, donde se encuentra el tumor mientras el paciente recibe el tratamiento y, consecuentemente, adaptar el envío de radiación la cualquier movimiento corporal. Es lo que se conoce como radioterapia guiada por imagen o IGRT.

Los aceleradores de banda innovadora como lo de Vigo, comercialmente conocidos como TrueBeam, incorporan, además, una mesa robotizada que facilita la colocación del paciente en cualquier posición de manera automática, y cuenta con un sistema de infrarrojos que alerta de cualquier movimiento imprevisto del paciente, llegando incluso a interrumpir el tratamiento de manera automática.

En este equipo, la perfección de los tratamientos se garantiza mediante un sistema de imagen que facilita la revisión a radiación que se está aplicando, y compara las dosis calculadas con las que está recibiendo realmente. En definitiva, permite valorar los tratamientos y adaptarlos mientras estos se están realizando.

Todas estas características van a redundar en una mayor capacidad para afrontar la demanda, al poder resolverla de una manera más rápido, y se va a poder avanzar en la aplicación de una radioterapia cada vez más individualizada y, por tanto, más eficaz.

Referencia nacional para tratar tumores cerebrales en niños

La Unidad de Oncología Radioterápica del CHUVI recibe más de dos mil pacientes nuevos cada año, y lleva cabo un promedio de 200 tratamientos cada día, que suponen alrededor de 40.000 sesiones anuales de radioterapia. Desde su entrada en funcionamiento hace 18 años, dispone de uno amplio equipo de profesionales capacitado para desarrollar las últimas técnicas de la especialidad, como la aplicación de radioterapia de intensidad modulada (IMRT) en gran parte de los tratamientos.

La unidad dispone de un sistema de radiocirugía estereotágica con el que se realizan alrededor de un centenar de tratamientos cada año, y de un radioquirófano para técnicas de braquiterapia de alta y baja tasa, en el que se tratan más de 200 pacientes cada año. Hay que recordar, también, que esta unidad es referencia a nivel nacional en el tratamiento de tumores cerebrales en niños, a disposición de dispositivos especiales de inmovilización diseñados por la propia unidad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada