Audi prevé diesel para muchos años y diseña modelo de movilidad futura

AUDIEl grupo automovilístico alemán Audi está convencido de que a las motorizaciones diesel le quedan muchos años, al menos una veintena, aunque se plantea el diseño de una movilidad futura con un plan a 2025 que basa en tres ejes, la digitalización, la sostenibilidad y la urbanización.

Este es el escenario dibujado por el presidente y consejero delegado del grupo Audi al hilo de la presentación de resultados de 2015 y la estrategia para los próximos años, compartida con la anunciada por el grupo Volkswagen esta semana coincidiendo con la celebración del Salón del Automóvil de Ginebra.

Stadler, en un discurso específico sobre la movilidad del futuro, ha recordado a la prensa internacional que desde la Cumbre del Clima celebrada en París en 2015 se ha enviado al mundo una importante señal con un acuerdo histórico que limita el calentamiento global a menos de dos grados centígrados.

Además, los países se han comprometido a reducir las emisiones netas de gases de invernadero mundial a cero en la segunda mitad de este siglo, lo que significa que se ha de reducir de forma gradual la utilización de combustibles fósiles y ello implicará “un trastorno significativo para nosotros”.

Para Stadler, “un fabricante de automóviles que ahora da prioridad a los combustibles fósiles únicamente está en peligro de convertirse en un fósil en sí”, y es por ello que Audi acomete una reinterpretación de la movilidad del futuro.

En este contexto, el presidente de Audi ha presentado tres hitos para el año 2025, basados en la digitalización, la sostenibilidad y la urbanización.

Así, Audi va a crear una plataforma digital central para la movilidad, porque ya el 90 % de sus innovaciones está basado en la electrónica, con sensores y asistentes digitales que hacen más inteligente la conducción, de modo que se ha de utilizar el potencial de la digitalización.

Stadler ha recordado la adquisición, junto con BMW y Daimler, el negocio de la cartografía digital de Nokia, conocido como HERE y líder mundial entre los proveedores de mapas con una precisión de unos pocos centímetros.

Los mapas futuros no sólo darán la información geográfica, sino también, por ejemplo, los datos sobre la superficie de la carretera, la climatología y de los puntos peligros, en tiempo real.

Esta es la plataforma que “nos permite cotejar los datos y analizarlo con algoritmos inteligentes, con garantía para los clientes de que sus datos “están en buenas manos”. “Su identidad virtual estará segura con nosotros”, asegura Stadler.

El presidente de Audi se ha referido a la conducción pilotada como una realidad de la que “nuestros clientes se beneficiarán en el largo plazo. Vemos el Audi del futuro como un lugar de trabajo, como un lugar de y para relajación. Cuando el coche del futuro conduce de forma automática, las personas a bordo serán capaces de hacer un buen uso de su tiempo”.

Respecto al hito de la sostenibilidad, Stadler ha asegurado que “la hoja de ruta de Audi para la movilidad eléctrica está lista”, de modo que el primer Audi de gran serie totalmente eléctrico entrará en producción el próximo año.

“Y también estamos pensando en la movilidad eléctrica en términos de gran volumen”, añade Stadler, para asegurar que la movilidad eléctrica requiere una infraestructura de carga efectiva: al menos 150 kilovatios, o mejor 350 kilovatios para la carga rápida a lo largo de las autopistas. Necesitamos unas estaciones de carga rápida de energía eléctrica y de hidrógeno”.

Los híbridos y los híbridos enchufables son una tecnología de transición y puente durante aproximadamente los próximos diez años. Al mismo tiempo, vamos a ofrecer varios modelos eléctricos de batería en diferentes series de volumen hasta 2025.

“En la actualidad estamos preparando nuestras instalaciones de producción para la siguiente etapa de la movilidad eléctrica, de modo que la planta de Bruselas vamos a comenzar la producción en gran serie de nuestro primer SUV completamente eléctrico en 2018, con más de 500 kilómetros de autonomía”, según Stadler.

Audi también ve un gran potencial en la tecnología de hidrógeno, a la que pertenece el prototipo h-tron quattro presentado en Detroit y Ginebra, cuyos tanques de hidrógeno pueden llenarse en cuatro minutos, con energía suficiente para un rango de 600 kilómetros.

El tercer hito de la hoja de ruta estratégica hasta el año 2025 es la urbanización, una parcela en la que la movilidad individual estará conectado con la ciudad del futuro.

Stadler ve una movilidad en la que un chófer o un automóvil autónomo se encarga de cubrir las demandas de los ciudadanos, que así no tendrán necesidad de tener un automóvil en propiedad.

Desde 2014, “hemos adquirido experiencia en proyectos piloto internacionales y ahora estamos creando casos de negocio específicos, escalables a nivel internacional” sobre la base de flotas compartidas bajo demanda, bajo el lema de “un Audi cuando quiero y donde quiero.”

Una aplicación va a estar en el centro de la nueva oferta de movilidad, ha añadido Stadler, lo que permitirá a los clientes disponer del Audi deseado en el lugar deseado y en cualquier momento pulsando un botón.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada