La OCDE pide a España que fomente la igualdad entre los alumnos

alumnoLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) alertó hoy sobre un aumento en las diferencias del rendimiento educativo de los alumnos según su nivel socioeconómico y pidió a España que fomente la igualdad en las aulas.

 

España “afronta el reto de continuar manteniendo e incrementando la calidad de su educación”, algo que es “especialmente importante” para los grupos de nivel sociocultural más desfavorecido, señala la organización en un informe presentado en Londres.

 

El estudio subraya que el gasto por estudiante en España está por encima de la media de la OCDE y que los salarios de los profesores son “competitivos” respecto a trabajadores con la misma experiencia.

 

Con todo, el organismo resalta que los alumnos españoles obtuvieron puntuaciones por debajo de la media en lectura, matemáticas y ciencia en el informe PISA de 2012, y que tienen una media de éxito educativo en secundaria que es inferior a la del resto de países de la OCDE.

 

El organismo resalta a lo largo de su informe que los factores socioeconómicos son clave a la hora de determinar el éxito de los estudiantes en el sistema educativo.

 

En ese sentido, afirma que el sistema español “requiere apoyo sostenido para responder al rápido y amplio incremento de niños inmigrantes que está experimentando”.

 

El informe considera además que medidas como la obligación de repetir curso para algunos alumnos puede potencialmente “dificultar la igualdad” entre estudiantes que provengan de distintos entornos sociales.

Un alumno coloca su mochila en el colegio.

Un alumno coloca su mochila en el colegio.

La OCDE señala que la educación puede contribuir a mitigar diferencias sociales, dado que la formación universitaria generalmente se traduce en mayores oportunidades laborales y salarios más altos.

 

Es asimismo necesario en España establecer “estándares y metas educativas nacionales”, que “ayuden a mejorar a los alumnos y profesores”, según la OCDE.

 

El informe señala que España “podría salir beneficiada” mejorando la “consistencia” de un sistema con distintas “prioridades educativas” para cada Comunidad Autónoma, así como “revisando los gastos y recolocando la inversión allí donde más se necesita”.

 

Advierte además de que incrementar la “autonomía” de los centros educativos mejoraría la calidad de los profesores y fortalecería el “liderazgo” de algunas escuelas.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada