El desempleo en España seguirá por encima del 21 % en 2019, según la OIT

oficina empleo

España sufrirá un 21,49 % de tasa de desempleo en el año 2019, según un informe publicado hoy por la Organización Mundial del Trabajo (OIT) que sitúa al país como el más afectado por este problema de toda la Unión Europea dentro de cuatro años.

 

El organismo con sede en Ginebra calcula que la tasa de paro española ha cerrado 2014 en un 24,7 % (un dato que se conocerá oficialmente este próximo jueves y que coincide con la previsión del Gobierno), bajará al 23,63 % en 2015; 22,81 % en 2016; 22,16 % en 2017; y repuntará a 21,82 % en 2018, para acabar el 2019 en el 21,49 %.

 

Más optimistas se muestran las previsiones del Ejecutivo español, que espera que el desempleo sea del 22,9 % en 2015; 21,7 % en 2016 y 19,8 % en 2017, años para los que ha ofrecido sus perspectivas.

 

El documento Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2015 recalca que el desempleo sigue siendo un reto en toda Europa, aunque hace hincapié en las diferencias entre países, tanto en desempleo juvenil como general, comparaciones ambas en las que España se sitúa entre las peores.

 

Como ejemplo recuerda que en el segundo trimestre de 2014 la tasa de desempleo era menor del 5 % en Austria, Reino Unido y Alemania, comparado con alrededor del 25 % de Grecia y España (24,47 % en concreto en este último).

 

La OIT subraya que las subidas salariales no se han recuperado a niveles pre-crisis y que se han ralentizado el año pasado, e incluso en algunos países (cita a España, Grecia y Reino Unido) los sueldos han bajado con rapidez.

 

En concreto, señala que en España los salarios reales se han contraído en casi todos los sectores desde 2011, y sólo han crecido en las industrias extractivas y de electricidad, y de manera marginal en el sector del arte y el entretenimiento.

Un grupo de personas hacen cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid.

Un grupo de personas hacen cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid.

Recuerda que la contracción salarial ha sido particularmente relevante en el sector público, y entre 2011 y 2013 los salarios reales han bajado un 4,2 % en el sector sanitario, 2,7 % en educación y 2,3 % en la administración pública.

 

En una serie de sectores económicos clave -incluido el comercio al por mayor y al menor, las actividades profesionales y científicas y el transporte y almacenamiento- se han registrado caídas medias de salarios de alrededor del 1,5 %.

 

Estas contracciones salariales han ayudado a reducir los diferenciales de competitividad en la zona euro, como se ha visto -recalcan- en la convergencia de los costes laborales unitarios.

 

En algunos países, como España, dicha circunstancia ha tirado de las exportaciones, aunque su crecimiento está ahora lastrado por la debilitada demanda internacional, las estrechas condiciones del crédito y la estricta regulación de los mercados.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: