La Junta de Bankia aprueba un dividendo de 302 millones y reelige a José Sevilla como consejero ejecutivo

 El consejero delegado de Bankia, José Sevilla.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla.

La junta general de accionistas de Bankia ha aprobado el segundo dividendo de la historia de la entidad, por importe de 302 millones de euros con cargo a los beneficios de 2015, al tiempo que se ha dado luz verde las cuentas del ejercicio, en las que se registró un resultado atribuido de 1.040 millones de euros, un 39,2% más.

Asimismo, la Junta ha reelegido como consejero ejecutivo a José Sevilla Álvarez por el plazo estatutario de cuatro años, a Joaquín Ayuso García, Francisco Javier Campo García y a Eva Castillo Sanz como consejeros independientes, además de nombrar como consejero independiente a Antonio Greño Hidalgo por el plazo estatutario de cuatro años, en sustitución de Alfredo Lafita Pardo, que presentó su dimisión.

Al respecto, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha indicado durante su intervención que estos cambios pretenden asegurar la “adecuada renovación” de su órgano de Gobierno y ha manifestado entender “perfectamente” los motivos de Lafita para su renuncia, al tiempo que ha destacado su contribución a la entidad.

“No me voy a extender en glosar sus aportaciones, pero sí quiero dejar constancia de que su contribución ha sido vital por su enorme conocimiento y experiencia, así como por su serenidad y buen criterio”, ha manifestado Goirigolzarri, quien ha trasladado a los accionistas que el Consejo de Administración de Bankia tiene la “absoluta determinación” de continuar en esta línea de mejoras porque está convencido de que “un gobierno corporativo excelente es indispensable para la sostenibilidad de su proyecto”.

FUTURO CON “ENORMES FORTALEZAS”

Tras la aprobación de todos los puntos del orden del día, Goirigolzarri ha cerrado la sesión con una breve intervención en la que ha asegurado que esta quinta junta de accionistas de la entidad supone “un antes y un después en la historia” de Bankia y “da comienzo a una etapa nueva” tras un trabajo que ha permitido desarrollar el plan de recapitalización, el de reestructuración, dar respuesta a la salida a bolsa y los híbridos, comenzar la privatización, repartir dos dividendos por un total de 500 millones y volver a cuotas de mercado similares a las de diciembre de 2012.

Según ha aventurado, la próxima junta será “la plasmación de una nueva etapa que hoy comenzamos a vislumbrar”, ante un futuro que presenta un entorno “complejo” pero que Bankia encara con “enormes fortalezas”. “Es un futuro que nos va a deparar grandes satisfacciones”, ha incidido.

ESTATUTOS Y REGLAMENTO DE LA JUNTA

Por otra parte, se ha aprobado la modificación de algunos artículos de los Estatutos Sociales relacionados con la emisión de obligaciones, distribución de competencias, constitución de la junta general, la Comisión consultiva de Riesgos o la Retribución de los consejeros, entre otras cuestiones.

Asimismo, han aprobado la modificación de algunos artículos del Reglamento de la Junta General relacionados con la información accesible desde la fecha de la convocatoria, el derecho de información previo a la celebración de la junta general y la celebración de la junta general para adaptarse a las modificaciones de los Estatutos Sociales y al nuevo Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas aprobado por la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) en febrero de 2015, a las modificaciones de la Ley de Sociedades de Capital introducidas por la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas y por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, así como para introducir determinadas mejoras de carácter técnico derivadas de la referida normativa.

AMPLIACIÓN DE LA JORNADA

Trabajadores de Bankia han reprochado este martes a la dirección de la entidad la “imposición de medidas unilaterales” como la modificación de la jornada laboral con la apertura vespertina, mientras que pequeños accionistas titulares de preferentes y subordinadas han reclamado una solución a su situación.

Así lo han puesto de manifiesto durante el turno de intervenciones de accionistas en la Junta General de Accionistas de Bankia, celebrada este martes en Valencia, que ha estado marcado por los testimonios de trabajadores y preferentistas, que han mostrado sus reivindicaciones ante el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

En el primer grupo, el miembro de la sección sindica de CCOO en Bankia Jose Julio Esteban ha criticado la “agresiva gestión laboral” de la entidad, con “presiones” para la modificación del horario de los trabajadores para alargar la jornada laboral, mientras que desde el representante de UGT en Bankia, Óscar Bayona, se ha preguntado si “de verdad es tan efectivo” abrir por las tardes y se ha preguntado si cuando sus clientes trabajen por las tardes plantearán abrir el banco “sábados y domingos”.

En el turno de réplica, el presidente de la entidad ha recalcado que los horarios laborales de la entidad son “similares” a las condiciones del sector de la banca y el sector del ahorro, por lo que entiende que su horario es “razonable, equitativo y compatible con la conciliación familiar”.

Además, ha manifestado su compromiso y el del banco en alcanzar un “entendimiento” que preserve el futuro. ” Para mí, luchar por el empleo y la mejora de las condiciones de trabajo en el sector es absolutamente prioritario y también para el resto del Consejo”, ha destacado.

Por otra parte, otros representantes sindicales han reclamado que se desbloquee el convenio colectivo, recordando que son los trabajadores los que “hacen todos los días Bankia” y quienes más interesados están en que se “restituyan” los derechos de los clientes para recuperar la “imagen y reputación” del banco.

Sobre esta cuestión, Goirigolzarri ha puntualizado que “todos en Bankia” están “totalmente de acuerdo” con que los resultados obtenidos por la entidad al cierre del ejercicio de 2015 2 tienen su base” en el compromiso de los trabajadores. Los excelentes resultados son consecuencia de todos los que trabajamos en Bankia y solo juntos podremos afrontar los durísimos retos de cara al futuro”, ha destacado.

ACUERDO SATISFACTORIO PARA TODOS

Además, el presidente de la entidad, se ha mostrado “totalmente de acuerdo” en la conveninecia de llegar a acuerdos sobre el convenio colectivo desde una posición de “diálogo absoluto” para que el pacto alcanzado sea “satisfactorio para todas las partes” porque, a su juicio, el conflicto “no beneficia a nadie”. No obstante, se ha mostrado preocupado por la sostenibilidad pero, no exclusivamente desde el punto de vista de la rentabilidad, sino focalizándose “en el futuro personas trabajan en las entidades”.

También ha tomado la palabra Jaime Antonio Pascual, trabajador despedido en el Expediente de Regulacion de Empleo (ERE) de 2013, quien ha acusado a Bankia de “soborno” a los sindicatos para que “no hablaran”. Asimismo, ha criticado cómo se planteó este proceso y ha advertido al consejo de que lucharán “hasta que se haga justicia” en los tribunales españoles y europeos.

Sobre esta cuestión, Goirigolzarri ha defendido que la entidad se vio obligada a efectuar el ERE y ha destacado que luchó y consiguió que no se agotase porque para ellos “la empleabilidad es fundamental”. De hecho, ha remarcado que los tribanles “les han dado la razón” y ha defendido que se realizó un plan de recolocación que ofrecía una media de 6 ofertas por persona.

En cuanto a los accionistas, han intervenido diversos representantes y asociados de la Asociación de Usuarios de Banca, Cajas y Seguros (Adicae), que han pedido una solución para los preferentistas y tenedores de deuda subordinada. María Cruces García ha protagonizado la intervención más acalorada, al iniciar su intervención dirigiéndose a Goirigolzarri y apuntando que “no tiene vergüenza”.

Otros, como Milagros Lledó, han contado su experiencia cuando se le ofrecieron las preferentes y María Adelaida ha relatado cómo tras 40 años como clienta puso toda su confianza y adquirió preferentes y acciones, para agregar: “Me han manipulado y esoy destrozada”. Otro accionista ha explicado cómo ha conseguido recuperar una gran parte del dinero invertido en acciones y subordinadas por la vía judicial y ha asegurado que no guarda rencor a los empleados porque cree que estos no le estafaron, sino que siguieron “directrices de arriba”.

Goirigolzarri ha señalado, a este respecto, que el caso de preferentes y el de la OPS son “radicalmente diferentes” porque en el primer caso lo que la justicia cuestiona es la comercialización de un producto concreto y no la exactitud de la información que se ofrecía en el folleto como pasaba en la OPS. Así, ha remarcado que desde la entidad están desarrollando una”gran actividad” para llegar a un acuerdo sobre la problemática de las preferentes que, a su juicio, se está llevando a cabo “de una forma muy optima”.

Los pequeños accionistas han criticado especialmente también haber sido ubicados en una sala contigua a la sala principal en la que se celebra la junta y Jesús Barahona, por ejemplo, se ha preguntado si “no hay un lugar con más aforo en Valencia” para que no tengan que seguir la junta “desde el plasma”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada