Desigual facturó 933 millones en 2015, un 3% menos

desigual

Los jeans no tienen edad.

Desigual ha cerrado el ejercicio 2015 con una facturación de 933 millones de euros, lo que supone un descenso del 3% respecto al año anterior, ha informado la compañía de moda este miércoles en un comunicado.

La empresa ha indicado que estos resultados obedecen a la moderación en las ventas y a la limitada contribución de ventas adicionales por parte de tiendas abiertas en el último semestre del año pasado.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 200 millones de euros, lo que representa una caída del 24% respecto al ejercicio anterior, fundamentalmente como consecuencia de la bajada de la facturación y del esfuerzo inversor realizado para la apertura de tiendas, especialmente en el último trimestre de 2014, ha detallado la compañía.

El ‘net cash’ de Desigual alcanzó los 298 millones de euros a cierre del año pasado, 75 millones más que al finalizar 2014.

Por países, España y Francia registraron un descenso de las ventas, mientras que el negocio fuera de los mercados europeos –especialmente en Latinoamérica– ha tenido un comportamiento positivo, lo que, según la compañía, evidencia el potencial de la marca en estas geografías, que actualmente representan un 10% de la facturación.

PLAN DE EFICIENCIA Y TRANSFORMACIÓN

La compañía está inmersa en un plan de eficiencia y un plan de transformación con los que pretende poner las bases para una nueva fase de crecimiento; en 2015 Desigual sumó 21 nuevas tiendas, una cifra significativamente inferior a las 100 tiendas inauguradas en 2014.

Desde mediados del año pasado, Desigual está optimizando su red de ventas en busca de rentabilidad, con lo que está llevando a cabo cierres de tiendas –el año pasado cerró 27–, un proceso que se mantendrá durante este año.

REVISIÓN DEL MODELO

En los próximos años, la compañía de moda se centrará en sus cuatro categorías principales de producto –mujer, hombre, accesorios y niños– mientras que dejará en segundo plano las otras cuatro –perfumes, zapatos, ropa de deporte y ropa para la casa–, y focalizará sus esfuerzos en los cuatro países que copan el 70% de sus ventas: España, Italia, Francia y Alemania.

Estas acciones pretenden ser la base para el plan de transformación de la empresa, que se basará en situar al cliente en el centro, mientras que hasta ahora, era el producto el principal elemento de Desigual.

Asimismo, ha finalizado sus cambios organizativos con Thomas Meyer como responsable de producto, además de mantenerse como consejero delegado; Pierre Cuilleret como responsable de cliente y canales, y Alberto Ojinaga como director corporativo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada