El 72% de los contratos comerciales incluyen cláusulas que superan los plazos de pago legales a proveedores

Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad

Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad denuncia que en un 72% de los contratos comerciales existen cláusulas por las que una de las partes, en una situación de abuso de poder, impone unos plazos de pago superiores a los que marca la ley, de 60 días en el sector privado.

Según el presidente de la Plataforma, Antoni Cañete, estas cláusulas son “nulas de pleno derecho”, puesto que la normativa sobre morosidad así lo establece desde 2010, pero en la práctica perpetúan una “asimetría del cliente respecto al proveedor, al que hace vulnerar sistemáticamente la ley”. Además, ha alertado de que se trata de una práctica creciente, ya que este porcentaje era del 70% en 2014.

Así lo ha indicado en rueda de prensa para presentar el ‘Informe sobre Morosidad 2015′, en la que ha precisado que en el lado del proveedor, que es el que sufre la mora por estar en una posición más débil, suelen estar pymes, y que del lado del cliente, lo que hay son empresas, a menudo, pero no exclusivamente, de gran tamaño.

La plataforma ya presentó en el pasado año datos que revelaban altos grados de morosidad por parte de las empresas de la construcción del Ibex-35 y este miércoles lo ha recuperado para denunciar otra vez esta “posición de dominio frente a los pequeños”.

Además, Cañete ha espetado a las organizaciones empresariales que lamentan que las empresas españolas no sean de mayor tamaño que “lo primero que tienen que hacer las grandes empresas es pagar bien”.

Cañete también ha denunciado que el 83% de las empresas nunca o casi nunca exigen intereses demora, mientras que un 94% de ellas no exigen la indemnización legal por coste de recobro en caso de retraso o impago.

LA MOROSIDAD PRIVADA, PEOR QUE LA PÚBLICA.

El informe refleja también que, aunque la morosidad se redujo tanto en el sector público como en el privado durante el pasado año, el comportamiento de la Administración en estas cuestiones fue mejor que el de las empresas.

En el caso del sector público, el periodo medio de pago ha pasado de los 82 a los 75 días, mientras que las empresas pagan de media en 85 días, frente a los 89 días de 2014. “Por segundo año consecutivo el sector público presenta un mejor comportamiento que el privado”, ha recalcado Cañete.

Además, la plataforma recalca que el periodo medio de pago de las empresas en 2011 era de 98 días, con lo que la evolución durante estos últimos años ha sido “prácticamente plano”, mientras que el promedio de la Administración era de 162 días en ese mismo año. “La Administración Pública progresa adecuadamente”, ha añadido Cañete.

Ahora bien, también ha indicado que la morosidad en el ámbito público amaina cuando se produce una transferencia de recursos a través de los mecanismos establecidos, como es el Plan de Pago a Proveedores. En cualquier caso, Cañete ha afirmado que con estas cifras “se rompe el argumento de que cuando paga bien el sector público, paga bien el privado”. “Son excusas de mal pagador”, ha añadido.

SIGUE HABIENDO MUCHOS IMPAGOS.

Si controlar la mora es importante, ha dicho Cañete, aún lo es más mantener a raya los impagos. “Son lo que realmente sostienen a las empresas y a los puestos de trabajo”, ha precisado.

Al respecto, un 56% de las empresas encuestadas aseguran que no se ha producido variación entre 2014 y 2015, un 41% que se han reducido y un 4,4% que van a más. Este último porcentaje era del 10% en 2014, pero para Cañete sigue siendo “muy elevado”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada