Grupo Volkswagen asumirá las provisiones de las filiales por el ‘dieselgate’

 Exterior de la fábrica de Volkswagen Navarra.

Exterior de la fábrica de Volkswagen Navarra.

Las cuentas de Seat no se verán afectadas por los costes que suponga la crisis de los motores trucados para reducir las emisiones, ya que será el Grupo Volkswagen, al que pertenece la compañía española, el que realizará las provisiones necesarias para hacerle frente.

El responsable de finanzas y miembro del comité ejecutivo de Seat, Holger Kintscher, ha confirmado hoy este extremo durante la conferencia de prensa de presentación de los resultados de la marca española correspondientes a 2015, año en que ha conseguido beneficios por primera vez desde 2008.

En concreto, Seat ha logrado beneficios después de impuestos de 6 millones de euros, un resultado positivo que confía mantener en el futuro con el impulso de los nuevos lanzamientos, entre ellos un SUV pequeño que se fabricará en Martorell (Barcelona).

Nada más empezar la conferencia de prensa, el presidente de Seat, Luca de Meo, ha hecho referencia al ‘dieselgate’ y ha recordado que la compañía empezará a citar este mes a los clientes con vehículos afectados por la manipulación de los motores diésel para que acudan a los concesionarios o talleres a solucionar el problema de emisiones.

Los propietarios del Exeo serán los primeros que llevarán a cabo el cambio en sus motores, y más adelante se hará lo mismo con los modelos Alhambra, Ibiza y Altea.

De Meo ha subrayado que el cambio se hará sin ningún coste económico para el cliente e intentando que sufra los menores inconvenientes posibles.

La reparación de los motores, que supone la eliminación del software manipulado, es voluntaria, pero Seat recomienda a todos los propietarios con modelos afectados por el caso de las emisiones pasen por los concesionarios o talleres

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada