El Ibex cae un 1,54% por debajo de los 8.800 puntos y se deja un 2,89% semanal

La sede central de Gas Natural Fenosa.

La sede central de Gas Natural Fenosa.

El Ibex 35 ha cerrado este jueves en rojo (-1,54%) y por debajo de los 8.800 puntos (8.879,8) lastrado por la caída del petróleo, con la mayoría de los valores en negativo a excepción de Gas Natural y FCC, que se han anotado ganancias por debajo del 1%.

 

 

El selectivo español suma de esta forma su segunda semana consecutiva a la baja, al acumular un retroceso del 2,89% durante los últimos cuatro días y perder la cota psicológica de los 9.000 puntos con los que finalizó la semana anterior.

 

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 135,5 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,451%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1169 dólares.

 

Los únicos valores que han conseguido cerrar en verde han sido Gas Natural (+0,056%) y FCC (+0,026%), mientras que Arcelormittal se ha convertido en el ‘farolillo rojo’ de la sesión al caer un 3,08%, seguido de Mapfre (-2,94%) y ACS  (-2,69%).

 

Por su parte, los ‘blue chips’ han finalizado la jornada en rojo, con BBVA dejándose un 2,21% y el Banco Santander un 2,23%, mientras que Inditex ha retrocedido un 1,99%. Mientras, Repsol ha caído un 1,8%, seguido de Endesa (-0,77%) e Iberdrola (-0,53%).

 

De este modo, el Ibex 35 se ha mantenido en la línea de las principales plazas europeas, que se han teñido de rojo encabezadas por Francia (-1,9%), seguido de Fráncfort (-1,6%) y Londres (-1,3%).

 

Los principales selectivos europeos se han vuelto a ver lastrados por la caída del petróleo, que ha vuelto a caer por debajo de 40 dólares ante la sobreoferta existente en el mercado y la fortaleza del dólar.

 

Según ha explicado el analista de Self Bank Felipe López-Gálvez, los atentados de Bruselas, los movimientos de las divisas y las caídas del crudo han provocado que esta semana semifestiva haya sido “más ajetreada de lo previsto” y estos días han servido para que el mercado volviese a ver “viejos fantasmas”, como las dudas en torno a China, el sector bancario y el petróleo.

 

Fruto de estas preocupaciones, las Bolsas “parecen haber puesto punto y final al rally que les ha acompañado desde mediados de febrero”, ha añadido.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada