Fedetaxi estima que más de 9.000 vehículos pirata o intrusos operan en España

Taxistas de Madrid se manifiestan en una marcha entre la glorieta de Atocha hasta la plaza de Cibeles, para expresar su rechazo a la entrada en servicio en la capital de Uber, la plataforma tecnológica que permite a particulares compartir vehículos.

Taxistas de Madrid se manifiestan en una marcha entre la glorieta de Atocha hasta la plaza de Cibeles, para expresar su rechazo a la entrada en servicio en la capital de Uber, la plataforma tecnológica que permite a particulares compartir vehículos.

La patronal nacional Fedetaxi calcula que más de 9.000 vehículos pirata o intrusos operan “impunemente” en España, por lo que propondrá a los grupos políticos medidas encaminadas a eliminar el intrusismo y facilitar el control de las plataformas intermediarias de falsa economía colaborativa.

 

La organización propondrá a PP, PSOE y Podemos la aprobación de una proposición no de ley en la que se solicite al próximo Ejecutivo modificaciones a favor del servicio público de transporte de viajeros en taxi y la mejor regulación del arrendamiento de vehículos con conductor (VTC).

 

Según Fedetaxi, las medidas que trasladará a los grupos parlamentarios permitirían, además de eliminar el intrusismo, facilitar el control de dichas plataformas por parte de los servicios de inspección tanto de Transportes como de Hacienda y Empleo, al ser en estos tres campos donde hay más fraudes.

 

Junto con la solicitud de una reforma del reglamento general de vehículos para aprobar el uso obligatorio de matrículas de color azul para los destinados al transporte de pasajeros en España, la patronal propone crear un órgano de coordinación administrativa entre las inspecciones de Trabajo, Hacienda y Transportes, para atajar el fraude fiscal y en cotizaciones que supone la actuación de vehículos piratas.

 

Entre otras medidas, Fedetaxi pide al Ministerio de Fomento que “defina y delimite claramente” las operaciones prohibidas a las plataformas actualmente autorizadas en España, como las paradas semi-clandestinas que están estableciendo en áreas urbanas y cercanías de los hoteles los transportistas que trabajan para intermediarios como BlaBlaCar o Cabify.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada