Más de cuatro millones de españoles no podrán conectarse a Internet o lo harán de forma deficiente, según UGT

1,12 millones de españoles nunca podrán conectarse a Internet mediante una conexión de banda ancha

Según sus conclusiones, a comienzos de 2015, ha habido alrededor de 3.000 millones de personas "online", lo que significa que solo el 38 % de la población mundial se ha conectado alguna vez a la red desde sus ordenadores o dispositivos móviles.

Más de cuatro millones de españoles no podrán conectarse a Internet o sólo tendrán acceso a un conexión “lenta e inestable” como consecuencia de la nueva regulación, que mantiene la brecha digital y creará una España “de dos velocidades”, según el sindicato UGT.

La formación sindical afirma que la regulación definitiva de los mercados de banda ancha de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), junto con la publicación de la capacidad real de la red fija de cobre con motivo de la revisión periódica del Servicio Universal “revelan el tamaño y la crudeza de la exclusión digital que supondrá esta reforma normativa”.

En concreto, incide en que los datos de la CNMC apuntan a que casi medio millón de líneas de telefonía fija no permiten conexiones de banda ancha, lo que supone que un 2,5% de las líneas de la red de cobre “jamás podrán conectarse a Internet, ni siquiera a una velocidad mínima de un 1 Mbps”.

Así, explica que si se extrapola esta cifra a una línea por hogar, 1,12 millones de españoles nunca podrán conectarse a Internet mediante una conexión de banda ancha, “lo que les condena a ser excluidos digitales para siempre”.

Además, denuncia que la antigüedad de la “exhausta red de cobre limita sus prestaciones de forma considerable, como reflejan los últimos datos de la CNMC, que indican que un 6% de las conexiones de ADSL son incapaces de proporcionar una velocidad superior a los 10 Mbps.

“En muchos de estos casos, la prestación real se acerca más a los 2 Mbps que a los 10, lo que relega a los afectados a disponer de una velocidad ínfima y, en muchas ocasiones, inoperante. De nuevo, si se extrapolan los datos al número de personas por hogar, se estima que 2,14 millones de ciudadanos se encuentran sometidos a una conexión deficitaria”, alerta.

DIFERENCIAS GEOGRÁFICAS.

Por otro lado, UGT resalta la diferencia que existe entre comunidades autónomas en lo que se refiere a la calidad del servicio de Internet. Castilla y León es la que peores acceso de cobre tiene, con un 6% de líneas inservibles para la prestación de banda ancha fija, seguida de cerca por Galicia (5,9%) y Aragón (con un 4,2%). En el otro extremo se encuentran Madrid (un 0,9%), Comunidad Valenciana y País Vasco (1,5% cada una).

No obstante, la formación sindical también alerta de que se ha detectado que seis autonomías han aumentado sus líneas ineficientes, con toda probabilidad como consecuencia del lógico y progresivo agotamiento de las redes de cobre.

En cuanto a municipios, sólo un 0,1% de las poblaciones españolas pueden presumir de tener un 100% de cobertura de banda ancha, mientras que hay seis comunidades sin ningún municipio con cobertura total de banda ancha fija (Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Galicia y Región de Murcia).

“Resumiendo, mientras que una gran parte del territorio únicamente tendrá la opción de conectarse a la red de cobre, otra, la privilegiada, cifrada en un 35% de la población, dispondrá de acceso a varias redes de fibra, cable y cobre”, critica.

En este sentido, insiste en que la mayoría de las líneas ineficientes se encuentran en zonas rurales o desfavorecidas, “lo que redunda en la perpetuación de la brecha digital por cuestiones geográficas y económicas”.

“Si no se articulan mecanismos de protección y cohesión social que enmienden estas carencias, España se estancará en un retraso digital nefasto para nuestra economía”, afirma el sindicato, que ve “imprescindible y urgente” introducir la brecha digital y el Servicio

Universal de las Comunicaciones en el debate político, legislativo y regulatorio.

UGT agrega que, en comparación con sus socios europeos, España presenta “unos datos vergonzosos”, ya que el país se sitúa en el puesto número 26 de 32 países analizados en porcentaje de hogares con cobertura de banda ancha fija y en el 20 de 29 en porcentaje de líneas de banda ancha con velocidad mayor a 30 Mbps.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada