Un 21,6 % más de banqueros cobraron al menos un millón de euros en 2014 en UE

España es el quinto país en la clasificación con 119 banqueros con ingresos millonarios

 Ana Botín, presidenta del Banco Santander, en Davos.

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, en Davos.

El número de ejecutivos de banca con sueldos anuales de al menos un millón de euros aumentó hasta 3.865 en la Unión Europea (UE) en 2014, un 21,6 % más que el año anterior, según datos difundidos hoy por la Autoridad Bancaria Europea (ABE).

De acuerdo con estas cifras, también se incrementó el porcentaje de estos ejecutivos con estatus de “personal identificado” -cuyas funciones pueden afectar al perfil de riesgo de la entidad-, que pasó del 59 % en 2013 a un 87 % el año siguiente.

El número absoluto de “personal identificado”, al margen de su sueldo, aumentó también en 2014, hasta 62.787 personas, frente a 34.060 el año anterior.

Según la ABE, este incremento de la proporción de empleados que ejecutan tareas con potencial de riesgo se debe básicamente a que el organismo ha refinado su mecanismo para identificarlos.

Por países, el Reino Unido, con Londres como principal centro financiero de Europa, concentra el mayor número de banqueros con ingresos superiores al millón de euros, con un total de 2.926 en 2014, cuya remuneración media fue de 1,96 millones de euros.

España es el quinto país en la clasificación con 119 banqueros con ingresos millonarios, que tuvieron una remuneración media ese año de 2,39 millones de euros, superior a la media europea de 1,9 millones de euros.

En segundo lugar está Alemania, con 242 altos ejecutivos y una media salarial de 1,68 millones de euros en 2014 y le sigue Francia, con 171 banqueros con sueldos anuales superiores al millón de euros y una remuneración media de 1,59 millones de euros.

Italia ocupa el cuarto puesto con 153 banqueros millonarios y una remuneración media entre este grupo en 2014 de 1,7 millones de euros.

La Autoridad constata además en su informe que la introducción, en 2014, de un tope a las primas de los banqueros -que limitaba al 100 % (200 % con la aprobación de los accionistas) el ratio entre el componente variable y el fijo del sueldo- “no ha tenido un efecto significativo en la estabilidad financiera y la flexibilidad de costes de las instituciones”.

La mayoría de las entidades europeas sí tendió a ajustar el ratio según estas nuevas exigencias, de forma que en 2014 el ratio medio entre los componentes variable y fijo del salario fue del 65,48 %, comparado con un 104,27 % en 2013.

También descendió en el caso de los ejecutivos mejor pagados (con al menos un millón de euros anual), de un 317 % en 2013 a un 127 % en 2014, apunta la ABE.

La Autoridad advierte no obstante de que “las prácticas de remuneración no están suficientemente armonizadas” en la UE y hay diferencias notables sobre todo en la aplicación de los emolumentos diferidos y en los instrumentos de pago.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada