La prima de riesgo española sube a 152 y se despide del “efecto Draghi”

La prima de riesgo española. ARCHIVO.

La prima de riesgo española. ARCHIVO.

La prima de riesgo española o el sobrecoste que exigen los inversores por adquirir deuda española en lugar de la alemana, referencia de solvencia en la zona del euro, se ha ampliado hoy a 152 puntos básicos, con lo que retrocede a niveles de principios de febrero y se despide del “efecto Draghi”.

El presidente del BCE, Mario Draghi, anunció en marzo una rebaja de los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0 %, junto con una batería de medidas que incluía el pago a los bancos para que presten dinero y la inyección de más fondos en la zona del euro.

Esta batería de estímulos económicos, que superó con creces las expectativas de los mercados, hizo caer en los días siguientes la rentabilidad de la deuda europea en los mercados secundarios.

Así, la prima de riesgo española llegó a reducirse a 119 puntos básicos, a pesar de las dudas de los inversores ante la falta de un nuevo Gobierno en España tras las elecciones generales de finales de 2015, según los expertos.

Ahora, sin embargo, las dudas del mercado vuelven y el interés del bono español a diez años ha subido al 1,604 %, máximos desde finales de febrero pasado, en tanto que la deuda alemana del mismo plazo se sitúa en el 0,089 %, lo que se traduce en esa prima de riesgo de 152 puntos básicos.

Este ascenso llega el mismo día en el que el Tesoro Público ha colocado casi 3.800 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, a un coste menor salvo en el caso de los títulos a diez años, en las que la rentabilidad se ha elevado.

En concreto, en las obligaciones a diez años España ha adjudicado 1.555 millones de euros a un interés marginal del 1,507 %, ligeramente superior al 1,496 % aplicado en la subasta previa.

En el resto de los países de la periferia europea, la mayor desconfianza de los inversores ha hecho que la primas de riesgo de Grecia aumente hasta 900 puntos básicos, cuatro más que ayer, en tanto que la de Italia y Portugal han subido a 130 y 333, respectivamente.

Por último, el precio de los seguros de impago de la deuda española (credit default swaps o CDS), cantidad que hay que pagar para garantizar una inversión de 10 millones de dólares, han subido a 159.820 dólares desde los 153.000 de la víspera, aún así lejos de los 199.680 dólares que cuestan los italianos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada