La UE y Mercosur intercambiarán ofertas para el TLC en mayo

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, habla sobre un acuerdo comercial con Ucrania el 21 de diciembre de 2015 en Bruselas.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, habla sobre un acuerdo comercial con Ucrania el 21 de diciembre de 2015 en Bruselas.

La Unión Europea (UE) y el Mercosur fijaron para la “segunda semana de mayo” el intercambio de ofertas arancelarias para avanzar en un acuerdo comercial entre los dos bloques, en el que el sector agrícola será objeto de intensas negociaciones.

“La segunda semana de mayo, ajustando algunos detalles de carácter logístico, vamos a hacer el intercambio de ofertas”, dijo a la AFP el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, cuyo país tiene la presidencia semestral del Mercosur, al salir de una reunión en Bruselas con la comisaria de Comercio europea, Cecilia Malmstrom.

En un comunicado, Malmstrom se declaró “contenta de que podamos avanzar con esta negociación iniciada hace mucho tiempo”.

“En la segunda semana de mayo, la UE y el Mercosur intercambiarán las ofertas tarifarias”, dijo, citada en el comunicado.

“Confío en que el intercambio nos permita reanudar con éxito estas negociaciones”, aseguró Malmstrom.

Las negociaciones para un acuerdo comercial entre los dos bloques se reanudaron en 2010 tras una suspensión de seis años, luego del infructuoso intercambio de ofertas de 2004. Los primeros pasos para negociar un acuerdo se dieron en 1999.

“Reforzar las condiciones comerciales entre la UE y los países del Mercosur dará importantes beneficios económicos a nuestras economías”, añadió Malmstrom.

El intercambio de ofertas fue anunciado y pospuesto en varias ocasiones en los últimos años. Interrogado sobre el tema, el canciller uruguayo aseguró que no habría “ninguna posibilidad de cambio”. “Va a ser la segunda semana de mayo” en Bruselas, afirmó.

Abrir 87% del mercado del Mercosur

Nin Novoa indicó que el Mercosur mantiene su oferta de una apertura de 87% de su mercado y añadió que es “la presentación inicial”. La UE en tanto había anunciado una apertura de 91,5% de sus líneas de productos.

“Desde este punto de vista no va a haber muchos inconvenientes, porque hay una voluntad específica en materia de acuerdo, queremos hacer el acuerdo”, dijo.

No pudo sin embargo confirmar que los “productos sensibles” formarán parte del intercambio. “No tengo la oferta de la UE”, sostuvo Nin Novoa, agregando que estas negociaciones “son siempre complejas, hay muchos intereses en juego (…) y las dificultades se van allanando con las negociaciones”.

Los “productos sensibles” son los lácteos, las carnes, frutas y hortalizas. Francia pedía que se dejaran de lado en este intercambio inicial de ofertas, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

Francia, primera potencia agrícola europea, protege su sector. Pidió esta semana que se incluyera un debate sobre la negociación comercial de la UE con el Mercosur entre los 28 ministros de agricultura del bloque, que tendrá lugar el lunes en su reunión mensual.

Su pedido fue respaldado por 12 países, entre ellos Irlanda y Polonia.

“Provocación” a agricultores europeos

En el documento preparatorio de esta reunión afirman que, dada la crisis en el sector agrícola en la UE, “una oferta al Mercosur que contenga cuotas sobre productos sensibles sería como una provocación al sector agrícola europeo y podría tener repercusiones en todas las negociaciones comerciales, en particular la que se lleva a cabo con Estados Unidos”.

La UE lanzó negociaciones comerciales con Estados Unidos para sellar un acuerdo similar al que alcanzó con Canadá, en el cual el sector agrícola también fue objeto de intensas negociaciones.

El grupo de países liderado por Francia se oponen, según el documento, “a la presencia, en la oferta que la UE vaya a intercambiar con el Mercosur, de cuotas para los productos sensibles”.

En la Comisión Europea no quisieron hacer comentarios sobre este punto, pero al parecer Malmstrom hizo caso omiso de estas reticencias.

Una fuente que asistió al encuentro entre Nin Novoa y Malmstrom aseguró que las cuotas para los “productos sensibles” formarán parte de las ofertas arancelarias que las dos partes van a intercambiar.

Sector lechero con problemas

El sector lechero en la UE, así como en Sudamérica, atraviesa graves problemas por la caída de los precios, la sobreproducción y la caída en el consumo de China. El sector agrícola europeo también se ve afectado por el embargo que impuso Rusia en represalia a las sanciones de la UE por la crisis en Ucrania.

“La agricultura es un sector particularmente sensible en esta negociación y merece la mayor atención”, señala el documento de la reunión del lunes.

El cronograma para los próximos meses ya se fijó. El intercambio de ofertas se llevará a cabo en la segunda semana de mayo. Ambas partes tendrán un mes para estudiar las ofertas y en junio volverán a reunirse en Bruselas.

“Esperamos que para fin de año estemos bien avanzados”, dijo Nin Novoa.

Según datos de la Comisión Europea, el Mercosur es el sexto mercado más importante para las exportaciones de la UE. El intercambio comercial fue de unos 88.000 millones de euros en 2015 (99.000 millones de dólares). Para el Mercosur, la UE es su principal socio comercial.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada