Soria aparece en los “Papeles de Panamá” y niega tener negocios “offshore”

El ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria.

El ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria.

El ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria, aparece en los denominados “Papeles de Panamá” como administrador de una sociedad en Bahamas durante unos meses del año 1992, algo que este ha negado “tajantemente” y que ha causado un enorme revuelo político.

En la filtración de documentos conocida como “Papeles de Panamá”, el diario “El Confidencial” y La Sexta han publicado hoy que Soria y su hermano figuraron como administradores de una sociedad en Bahamas.

De acuerdo a esta documentación, en septiembre de 1992 el bufete Mossack Fonseca incorporó a UK Lines Limited en el registro de Bahamas e inscribió como administradores de la misma a Tomás Poggio, Méndez Fernández de Lugo y José Manuel Soria.

No obstante, el nombre del ministro se borra de los documentos dos meses después, en noviembre de 1992, ya que, según una carta dirigida al despacho, se trataba de un error. En su lugar, pasa a figurar desde entonces como administrador su hermano Luis Alberto Soria hasta la disolución de la sociedad, en 1995.

Poco después de conocerse la información, el propio ministro negaba tener o haber tenido empresas en Panamá, al tiempo que avanzaba que ha dado instrucciones a su abogado para que solicite una comisión rogatoria a Panamá para que especifique si alguna vez ha estado registrado en una empresa panameña.

Por la tarde, Soria ha negado “tajantemente” en una rueda de prensa en Arrecife (Lanzarote) haber tenido responsabilidad en ninguna sociedad “offshore”, es decir, en paraísos fiscales. De hecho, ha desmentido “rotundamente que haya prestado servicio a ninguna compañía que no sea española”.

El ministro en funciones ha explicado que UK Line es una empresa “proveedora de servicios 100 % inglesa que prestaba asistencia en puertos a los barcos que transportaban frutas y verduras fuera de España” y ha negado haber tenido “ninguna relación personal” con ella, sino de carácter “exclusivamente comercial”.

De igual forma, ha manifestado que no sabe por qué su nombre aparece en esos papeles y desaparece a los dos meses ni tampoco por qué su hermano figura como director de esa sociedad a partir de 1995, cuestiones que espera aclaren la justicia española y las autoridades panameñas.

Mientras tanto, las reacciones no se han hecho esperar por parte de todos los partidos políticos, que han pedido responsabilidades e incluso la dimisión del ministro.

Desde el propio Gobierno, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García Margallo, ha afirmado que conoce a Soria y cree que “lo hubiese comentado, no le he visto la menor inquietud cuando se ha hablado de los papeles de Panamá, vamos a ver si eso es verdad”.

Desde la oposición, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha señalado esta mañana “el ejemplo a seguir” por Soria es el del primer ministro islandés Sigmundur David Gunnlaugsson, dimitido el pasado martes tras aparecer también vinculado en los papeles de Panamá.

Esta tarde, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, ha afirmado que su grupo pedirá que se abra una Comisión de Investigación, idea a la que también se ha referido el líder de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón.

Garzón, en nombre del Grupo Mixto, ha registrado hoy una batería de preguntas para que Rajoy responda por escrito si tiene intención de cesar al ministro, así como para saber si ha dado instrucción a Anticorrupción para que investigue el caso.

El secretario general del grupo parlamentario Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha pedido responsabilidades políticas y “éticas” al ministro en funciones, al señalar que “uno dimite porque judicialmente pueda estar sometido a un proceso, pero también hay responsabilidades políticas y esto sí se puede exigir”.

El líder de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha insistido que “cada vez está más claro que hay un problema de corrupción ilegal y legal” en España, que está “muy enraizado en nuestro sistema político” y que explica “por qué es necesario un gobierno del cambio real”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada