El abogado de Conde declaró que el dinero repatriado era de una herencia

Las investigaciones han desvelado que Conde repatrió 13 millones de euros -presuntamente saqueados de Banesto- desde ocho países distintos desde 1999

Ignacio Pelaez, abogado del expresidente de Banesto Mario Conde a su llegada a la Audiencia Nacional. Conde ha llegado en un furgón de la Guardia Civil a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz, que le investiga por blanqueo de capitales y organización criminal, entre otros delitos.

Ignacio Pelaez, abogado del expresidente de Banesto Mario Conde a su llegada a la Audiencia Nacional. Conde ha llegado en un furgón de la Guardia Civil a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz, que le investiga por blanqueo de capitales y organización criminal, entre otros delitos.

Francisco Javier de la Vega, abogado de la familia de Mario Conde detenido en el marco de la operación Fénix, declaró ayer ante la Guardia Civil que, por lo que él sabe, el dinero repatriado provenía de la herencia que legó el suegro del expresidente de Banesto y no del saqueo de esa entidad bancaria.

Fuentes de la investigación han confirmado a Efe el contenido de la declaración que el abogado prestó ayer ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, los mismos que le detuvieron el lunes por formar parte del entramado de Conde para repatriar dinero supuestamente apropiado de Banesto.

El abogado, sin embargo, explicó a los investigadores que pensaba que ese dinero provenía de la herencia de la primera mujer de Conde, Lourdes Arroyo, fallecida en 2007.

Al menos -precisó- esa es la versión que a él le habían dado sus clientes.

De la Vega accedió a declarar ante los agentes de la Guardia Civil, algo a lo que se negaron tanto Mario Conde como sus dos hijos, Mario y Alejandra.

Todos ellos, al igual que Francisco de Asís Cuesta, María Cristina Álvarez Fernández y Roland Stanek, declararán hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, instructor de un caso en el que también fue detenido Fernando Guasch Vega-Penichet, yerno del exbanquero, puesto en libertad a la espera de que el juez decida si le cita a declarar.

Las investigaciones han desvelado que Conde repatrió 13 millones de euros -presuntamente saqueados de Banesto- desde ocho países distintos desde 1999.

Todos los detenidos en la operación Fénix están acusados de blanqueo, organización criminal, frustración de la ejecución y ocho delitos fiscales y son sospechosos de crear un entramado de empresas en España y otros países destinado a repatriar y blanquear dinero.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada