CaixaBank ofrece 510 prejubilaciones y descarta aplicar un cierre masivo de oficinas, según sindicatos

Sede de Caixabank en la avenida Diagonal de Barcelona.

Sede de Caixabank en la avenida Diagonal de Barcelona.

CaixaBank ha presentado este miércoles a los sindicatos su plan de desvinculaciones voluntarias para los 510 empleados que este año cumplan 58 años o más, y ha explicado que no prevé aplicar un cierre masivo de oficinas, han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Ante los anuncios de otros bancos de reducción de la red de oficinas, los representantes de la plantilla han preguntado a la entidad presidida por Isidre Fainé, que ha reiterado que su modelo de proximidad es compatible con la digitalización.

CaixaBank ofrece a los empleados de mayor edad la posibilidad de dejar la entidad con un complemento, que los sindicatos reivindican que no sea inferior al del último plan de prejubilaciones, en el que había un complemento del 75% y una revalorización del 1% anual.

El programa recurrente de prejubilaciones de CaixaBank se aplicó por última vez en 2014, ya que en 2015 las prejubilaciones se incluyeron en el ERE que presentó el banco para reducir la plantilla en 700 personas, y que recibió más de 800 solicitudes.

Cuando se acordó el ERE de 2015 –de adhesión voluntaria–, los sindicatos ya avanzaron que a principios de 2016 se empezaría a negociar un nuevo plan de prejubilaciones.

Y es que había uno en marcha que acababa el 31 de diciembre de 2015, y la intención ya era entonces empezar a aplicar el nuevo en 2016 entre los trabajadores a partir de 58 años.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada