El BCE comienza en junio a comprar deuda corporativa, también de aseguradoras

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, saluda tras una rueda de prensa en Fráncfort (Alemania) hoy, 21 de abril de 2016.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, saluda tras una rueda de prensa en Fráncfort (Alemania) hoy, 21 de abril de 2016.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy que la entidad monetaria va a comenzar en junio a comprar deuda corporativa, también la emitida por compañías aseguradoras.

Draghi explicó en una rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno algunos detalles de las nuevas compras de deuda emitida por empresas con grado de inversión y que en junio también se va a acometer la primera de las nuevas operaciones de refinanciación a muy largo plazo, a cuatro años, a un tipo de interés del 0 %.

El presidente del BCE señaló que la entidad va a comprar deuda emitida por empresas que no sean bancos, incluidas compañías aseguradoras, con grado de inversión y con un vencimiento mínimo de seis meses y máximo de hasta 30 años.

El límite de compra máximo, que acometerán seis bancos centrales nacionales, entre ellos el Banco de España, coordinados por el BCE, será de un 70 % por cada emisor o, incluso, menos en el caso de empresas públicas que serán tratadas como en el programa de compra de deuda pública.

Los bancos centrales que realizarán las compras son: el Nationale Bank van België/Banque Nationale de Belgique, el Bundesbank, el Banco de España, el Banque de France, la Banca d’Italia y el Suomen Pankki de Finlandia.

Previamente el consejo de gobierno del BCE dejó el precio del dinero en el 0 % y decidió seguir cobrando a los bancos un 0,40 % por los depósitos a un día en la entidad monetaria.

“En combinación con otras medidas no convencionales, el programa proporcionará una expansión monetaria mayor y ayudará a que las tasas de inflación vuelvan a niveles por debajo pero cercanos al 2 % a medio plazo”, según el BCE.

Las compras se realizarán en los mercados primario y secundario, es decir emisiones iniciales y títulos de deuda que ya están en el mercado.

No obstante, el BCE ha hecho hincapié en que las compras en el mercado primario no implicarán instrumentos de deuda emitidos por entidades que sean empresas públicas para evitar la financiación pública.

El volumen de deuda corporativa denominada en euros y con grado de inversión que existe en el mercado es de unos 1,1 billones de euros, y la mayor parte de ella es de empresas de Francia, Alemania, Italia y España, por este orden.

Francia es el mayor emisor de deuda corporativa en la zona del euro y puede que sea uno de los países que más se beneficie de esta medida.

Draghi rehusó comentar qué cantidad mensual comprará el BCE de deuda corporativa y dijo que se publicará semanal y mensualmente el volumen de adquisiciones, como se hace con las compras de bonos de titulización y de cédulas (bonos garantizados).

El BCE también publicará qué compras se han realizado en el mercado primario y cuáles en el secundario.

El emisor de la deuda corporativa no podrá ser un vehículo de gestión de activos o un fondo de desinversión y gestión de activos nacionales como el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) o la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB).

En caso de que la deuda corporativa tenga una rentabilidad negativa, deberá superar la tasa de la facilidad de depósito que está en el -0,40 %.

El BCE aceptará deuda corporativa de empresas automovilísticas, siempre y cuando la matriz no sea un banco.

Las ganancias o pérdidas que generen las compras de estos títulos de deuda serán compartidas completamente dentro del Eurosistema.

El BCE ha comenzado a ampliar las compras de deuda pública y privada de la zona del euro hasta 80.000 millones de euros mensuales, como decidió el consejo de gobierno en marzo, recordó el economista italiano.

La entidad monetaria llevará a cabo estas compras, como mínimo, hasta marzo de 2017, y más allá de esta fecha en caso de que sea necesario o hasta que el consejo de gobierno vea “un ajuste sostenido en el ritmo de inflación consistente con su objetivo de inflación”, dijo Draghi.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada