Una experiencia enoturística española de 5 bodegas y la OMT persigue principalmente atraer a turistas norteamericanos y asiáticos

Se está definiendo el modelo de gobernanza público-privada del proyecto, lo que afecta a cuestiones como la financiación

Una visitante observa un escaparate durante su visita a Alimentaria, la mayor feria de la industria de alimentación y bebidas de España, que ayer comenzó en Barcelona.

Una visitante observa un escaparate durante su visita a Alimentaria, la mayor feria de la industria de alimentación y bebidas de España, que ayer comenzó en Barcelona.

Cinco bodegas españolas, el Foro de Marcas Renombradas Españolas y la Organización Mundial del Turismo (OMT) se han unido para promocionar el desarrollo del enoturismo en España y situarlo al nivel de países como Francia, Italia o EEUU.

En la iniciativa, presentada hoy durante el Salón Alimentaria, participan las bodegas Barbadillo, Pagos del Rey, Freixenet, González Byass y Osborne, todas ellas pertenecientes al Foro de Marcas Renombradas Españolas.

En rueda de prensa, el director de Pagos del Rey Museo del Vino, Rodrigo Burgos, ha explicado, en nombre de los grupos empresariales implicados, que esta iniciativa, que aún está desarrollándose, persigue principalmente atraer a turistas norteamericanos y asiáticos a la experiencia enoturística española.

Para ello, estos grupos vitivinícolas y las instituciones implicadas desarrollarán productos turísticos enológicos pensados para este público objetivo.

Burgos ha asegurado que, a pesar de que España es uno de los principales productores mundiales de vino, el turismo enológico solo le genera unos dos millones de visitantes al año, frente a los 15 millones de EEUU (con zonas como California como atractivo) o los 10 millones de Francia, por ejemplo.

En el caso español, el turismo enológico se concentra en zonas como Penedès, Jerez o La Rioja, y atrae principalmente a visitantes de Reino Unido, Alemania o Francia, pero no a turistas estadounidenses o asiáticos, apunta Burgos.

Los impulsores de esta iniciativa han aprovechado el Salón Alimentaria para difundir este proyecto, denominado “Prototipo de la OMT sobre turismo enológico”, pero se conocerán más detalles de la iniciativa el próximo 11 de mayo en Málaga.

Y es que actualmente se está definiendo el modelo de gobernanza público-privada del proyecto, lo que afecta a cuestiones como la financiación.

El proyecto está abierto a las aportaciones económicas de las diferentes instituciones españolas -tanto local, como autonómica y estatal; la OMT, en principio, no aportará recursos, sino su bagaje- y se debe definir también cuánto aportarán las bodegas implicadas.

Otro de los objetivos de esta iniciativa es que la experiencia turística se desarrolle en torno a la bodega, pero que la oferta turística abarque aspectos como la gastronomía y los activos culturales o naturales de cada territorio.

El presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas y de Freixenet, José Luis Bonet, ha destacado que el proyecto busca “la colaboración entre empresas competidoras”, y ha añadido que el futuro del sector del vino pasa por el enoturismo.

Por su parte, Burgos ha asegurado que las bodegas buscan con este proyecto que el enoturismo sea una “palanca de crecimiento” de sus ventas.

En el proyecto se espera que participen 18 bodegas que pertenecen a estos cinco grupos vitivinícolas: una situada en Galicia, 3 en La Rioja, 3 en la zona de Jerez, 4 en el Penedès, 1 en el Priorat, 2 en Ribera de Duero, 2 en Somontano, 1 en Toledo y otra en Toro.

En la presentación de la iniciativa ha participado también Eunji Tae, coordinadora técnica de la Red de Conocimiento del Programa de Miembros Afiliados de la OMT, y Guillaume Rousseau, consultor del Prototipo de Enoturismo.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada