La banca española prevé suavizar este trimestre los criterios de concesión de créditos de consumo a familias

Las familias reducen, por primera vez desde 2013, la demanda de préstamos para compra de vivienda

Transeúntes pasan junto al Banco de España en el centro de Madrid.

Transeúntes pasan junto al Banco de España en el centro de Madrid.

Las entidades financieras españolas prevén relajar ligeramente durante el trimestre en curso los criterios de concesión de créditos a familias para consumo y otros fines, mientras que no anticipan cmabios en el resto de modalidades, según los resultados de la Encuesta sobre préstamos bancarios en España incluida en el Boletín de abril del Banco de España.

Por su parte, las instituciones de la zona euro preven un leve endurecimiento en el segmento de hogares para adquisición de vivienda y una cierta relajación en los aplicados a empresas.

De cumplirse las expectativas de las entidades españolas y de las del resto de la eurozona, las peticiones de fondos aumentarían en ambas áreas y en todas las modalidades.

En los mercados de financiación, las perspectivas de las entidades nacionales eran de mejora en las condiciones del mercado monetario hasta una semana y en los de renta fija, y de estabilidad en el resto de los mercados.

Como consecuencia del programa ampliado de compra de activos del BCE, las entidades de ambas áreas preven, para los próximos seis meses, una mejora de sus condiciones de financiación y de liquidez y un descenso de su rentabilidad, y no esperan cambios en el nivel de capital.

Las entidades de ambas áreas piensan que el programa seguirá contribuyendo a relajar las condiciones de los préstamos al sector privado no financiero -de forma más intensa en España-, si bien su influencia en los criterios de aprobación será nula o muy reducida.

DESTINARÁN EL DINERO DEL BCE A MÁS CRÉDITO

Las instituciones que tienen previsto participar en el programa indicaron que destinarán los fondos obtenidos principalmente a la concesión de créditos a hogares y sociedades y, en menor medida, a sustituir otras operaciones de refinanciación del Eurosistema, a reemlpazar deuda de próximo vencimiento y pasivos interbancarios y a cubrir retiradas de depósitos. La liquidez procedente del aumento de depósitos de familias y empresas asociado al programa sería destinada, generalmente, a los mismos fines.

En las dos áreas, el tipo de interés negativo de la facilidad de depósito del BCE seguirá contribuyendo, en los próximos seis meses, al descenso de los ingresos netos por intereses, de los tipos de los préstamos y, en menor medida, de los márgenes aplicados, y al aumento de los gastos excluidos intereses, mientras que el efecto sobre el volumen de crédito concedido sería nulo en España y levemente positivo en la UEM.

MÁS FACILIDADES PARA COMPRAR VIVIENDA

En cuanto al primer trimestre, los resultados de la encuesta muestran que en España se relajaron algo los criterios de aprobación de préstamos a hogares para adquisición de vivienda y no variaron en los destinados a empresas. La competencia entre entidades y la mejora en la percepción de la situación económica general, del mercado de la vivienda y de la solvencia de los prestatarios habrían explicado este comportamiento.

Sin embargo, en España, la demanda de préstamos de las familias para compra de inmuebles disminuyó levemente, algo que no ocurría desde 2013. Los principales determinantes de esta evolución habrían sido, con contribución negativa, la mayor financiación de los hogares con fondos propios, el aumento de los préstamos de otras entidades y los cambios en el régimen regulatorio y fiscal del mercado, mientras que el resto de los factores habrían influido positivamente.

Por contra, la demanda destinada a consumo y otros fines continuó aumentando, mientras que en la zona del euro avanzó en todos los segmentos, debido al aumento del gasto de las familias en bienes duraderos, a la mejora de la confianza de los consumidores y al descenso de los tipos de interés, cuyos efectos positivos sobre las peticiones de fondos se habrían visto solo parcialmente contrarrestados por el aumento de la financiación de las compras mediante ahorros y préstamos de otras entidades.

Este aumento de la demanda de préstamos a hogares para consumo y otros fines vino acompañada de una relajación de los criterios de aprobación, tanto en España como, en menor medida, en la UEM.

El programa ampliado de compra de activos del BCE siguió contribuyendo a la relajación de las condiciones de los préstamos en ambas áreas, mientras que su efecto sobre los criterios de concesión habría sido reducido en la UEM y nulo en España.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada