La Xunta ayudará a poner en marcha casas nido en el rural con 19.600 euros al año para cada una de ellas

“Copiamos a países como Alemania, Suiza, Francia o el Reino Unido, donde ya están funcionando”, recalcó Feijóo

“Copiamos a países como Alemania, Suiza, Francia o el Reino Unido, donde ya están funcionando”, recalcó Feijóo

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó hoy en la rueda de prensa del Consello la aprobación de la convocatoria de ayudas que financiará la puesta en marcha de casas nido en el rural gallego y contará con uno importe de 19.600 euros al año por cada casa nido.

Las que arranquen en este 2016 recibirán una cantidad algo inferior, correspondiente a los meses en los que estuvieran funcionando efectivamente. Este servicio atenderá a niños de entre tres meses y tres años de edad en los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes en los que no exista ningún otro recurso de atención continuada a la infancia, una situación en la que se encuentran 107 ayuntamientos.

“Ponemos en marcha las casas nido por primera vez en Galicia, copiando a países como Alemania, Suiza, Francia o el Reino Unido, donde ya están funcionando”, dijo el presidente de la Xunta, después de precisar que cada casa nido atenderá hasta cinco niños, con flexibilidad y siguiendo las más estrictas normas de seguridad y calidad.

Hace falta destacar también que esta atención será gratuita en la modalidad diurna y de lunes a viernes. Los padres podrán recurrir a ella un máximo de ocho horas al día en un horario flexible que se pactará con el profesional.

Los niños que acudan a la casa nido deberán estar empadronados en el ayuntamiento donde esté ubicada o en un municipio limítrofe que tampoco disponga de estos recursos. Por otra parte, las personas físicas o cooperativas de trabajo asociados que deseen optar la estas ayudas para poner en marcha casas nido deberán disponer de una de las siguientes titulaciones: técnico superior en educación infantil; magisterio de educación infantil o primaria; grado en Psicología, Pedagogía o Educación Social; un diploma que acredite haber asistido a los cursos de formación que la Xunta impartirá para los profesionales de las Casas Nido o tener formación o experiencia acreditada en atención a la infancia.

Asimismo, quien concurra a las ayudas deberá residir en un núcleo rural que no tenga recursos de atención continuada a la infancia de hasta tres años de edad y contar con una vivienda equipada con los siguientes recursos: calefacción con protección, una sala con iluminación y ventilación natural y un mínimo de 4 metros cuadrados por menor; una zona diferenciada para el descanso y la higiene infantil y otra para la preparación, almacenamiento y conservación de alimentos; elementos de protección —enchufes de seguridad con tapas protectoras, protectores antipillado de dedos en las puertas, seguros de ventanas, barrera de seguridad con puerta, protección contra incendios…—; mobiliario y equipación básica para la atención de los niños; y disponer de un plan de actuación con los niños para atender posibles emergencias que puedan darse en la casa nido.

Integración laboral
Para contribuir a la integración laboral de personas en situación de especial protección, recibirán una puntuación adicional las personas paradas de larga duración, menores de 35 años y mayores de 55 años, personas con discapacidad igual o superior al 33% —siempre que sea compatible con la atención a la casa nido—, y mujeres víctimas de violencia de género.

Después de precisar que a través de esta convocatoria se subvencionarán la adaptación de la vivienda y su dotación de equipación y la prestación de atención a los niños, Feijóo afirmó que las ayudas para gastos de inversión consistirán en una subvención de hasta el 100% de los gastos eligibles, con un límite máximo global por casa nido de 15.000 euros.

El titular de la Xunta concluyó afirmando que, en total, la convocatoria cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros, con los que se prevé financiar un máximo de 30 casas nido hasta 2019. “De este modo, vamos a impulsar 150 nuevas plazas de atención a la infancia en el rural gallego, un área en la que es especialmente prioritaria la dinamización demográfica y la fijación de la población en el territorio”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada