Realia, la inmobiliaria de Carlos Slim, multiplica sus ganancias gracias a las quitas de deuda

El magnate mexicano Carlos Slim, en una rueda de prensa en Ciudad de México el 29 de enero de 2014

El magnate mexicano Carlos Slim, en una rueda de prensa en Ciudad de México el 29 de enero de 2014

Realia obtuvo un beneficio neto de 58,6 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone multiplicar por más de veinte el de un año antes, gracias al resultado financiero logrado con las quitas con las que la inmobiliaria ha pagado un tramo de su deuda.

En concreto, la compañía controlada por Carlos Slim amortizó pasivo en los tres primeros meses con quietas totales de 54 millones que se han traducido en un resultado financiero positivo de 51,2 millones.

Tras estos pagos, a cierre del pasado mes de marzo Realia presentaba un endeudamiento de 925 millones de euros, un 15,3% menos que al comienzo de año.

La compañía sobre la que Carlos Slim ha lanzado una OPA indicó que tras la reciente amortización de deuda, que estaba ligada al negocio promotor, su siguiente “reto” en términos de pasivo es refinanciar un préstamo sindicado vinculado a la actividad de patrimonio por importe de 681 millones de euros que vence en abril de 2017.

En el plano operativo, la cifra de negocio de la compañía creció un 9,2% en el trimestre, hasta sumar 25,4 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 10,1 millones, un 1,9% menos.

Por áreas de negocio, el de alquiler de patrimonio generó el grueso de los ingresos, dado que aportó 18,7 millones, un 6% menos, al quedarse vacío un inmueble de oficinas de Madrid.

En cuanto a la actividad residual de vivienda y suelo que tiene la empresa, Realia entregó y, por tanto, facturó 27 viviendas entre enero y marzo, lo que generó 5 millones de euros.

Al cierre del trimestre, la compañía cuenta con un ‘stock’ de pisos terminados y pendientes de venta de 558 unidades, de las que sólo 18 están vendidas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada