BMW sube el beneficio neto un 8,2 % en el primer trimestre

El productor alemán de vehículos de lujo BMW incrementó en el primer trimestre del año el beneficio neto un 8,2 %, hasta 1.640 millones de euros, en comparación con el mismo periodo de 2015.

El productor alemán de vehículos de lujo BMW incrementó en el primer trimestre del año el beneficio neto un 8,2 %, hasta 1.640 millones de euros, en comparación con el mismo periodo de 2015.

El productor alemán de vehículos de lujo BMW, que este año celebra su centenario, incrementó en el primer trimestre del año el beneficio neto un 8,2 %, hasta 1.640 millones de euros, en comparación con el mismo periodo del año pasado, por los ingresos de los servicios financieros.

BMW informó hoy de que la ganancia operativa se redujo en los tres primeros meses del año un 2,5 % hasta 2.457 millones de euros, tras las débiles cifras de ventas en EEUU.

La facturación se mantuvo en los mismos meses en 20.853 millones de euros, un 0,3 % menos que en el primer trimestre de 2015, por los efectos negativos del cambio del euro frente a la libra esterlina y el renminbi.

“El resultado del primer trimestre es una prueba más de nuestra habilidad de generar ingresos en nuestro negocio principal pese a un entorno volátil”, dijo el presidente de la junta directiva de BMW, Harald Krüger.

“El factor decisivo para nosotros no es un beneficio a corto plazo, sino un crecimiento rentable sostenible. Desde esta posición de fortaleza, intentamos desempeñar una función pionera en la transformación y diseño de la movilidad individual en el mundo”, añadió Krüger.

El margen de rentabilidad operativa en el segmento automovilístico bajó hasta el 9,4 %, frente al 9,5 % del primer trimestre de 2015.

Las ventas mejoraron hasta marzo un 5,9 %, hasta el récord de 557.605 unidades.

Las ventas de BMW subieron en el primer trimestre en China un 10,5 % pero cayeron en EEUU un 10,8 %.

Aumenta la demanda de los modelos más pequeños y del Mini, mientras que caen las ventas de los modelos más caros y rentables como la serie 5, 6 y el X5.

El grupo BMW confirmó sus objetivos para el conjunto del año.

Krüger dijo al presentar el balance del primer trimestre que la nueva serie 7 ha tenido buena acogida por los clientes a quienes han entregado 10.500 unidades desde comienzos de año, un 20 % más que hace un año.

El presidente de BMW recordó en la conferencia telefónica el lanzamiento del 730i a finales de marzo, que ha contribuido a impulsar las ventas.

Este verano BMW tendrá en el mercado cinco modelos híbridos iPerformance, uno para cada clase, desde los vehículos compactos hasta los de lujo.

La electrificación de la flota de vehículos es un elemento clave de la nueva estrategia de BMW, según Krüger.

BMW debe aumentar la proporción de vehículos híbridos o completamente eléctricos en su flota para cumplir los objetivos de emisiones de dióxido de carbono que ha establecido Europa para el 2020.

Krüger se mostró muy satisfecho con el compromiso del Gobierno alemán para apoyar la movilidad eléctrica con el pago de una prima a la compra de un vehículo eléctrico o híbrido porque cree que “esto contribuirá a incrementar la demanda de eléctricos”.

BMW prevé para el 2016 un margen de rentabilidad operativa en el segmento automovilístico entre el 8 y el 10 % pero observa factores de riesgo como la normalización del mercado chino, la recesión en algunos mercados emergentes y la incertidumbre política en Europa.

Asimismo las condiciones de mercado en EEUU se han vuelto más desafiantes por el aumento de la competitividad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: