Desarticulan en España una red internacional de ciberestafas a empresarios

Vista general de varias personas utilizando ordenadores en la sede de Google en Los Ángeles, California, el 26 de marzo de 2016.

Vista general de varias personas utilizando ordenadores en la sede de Google en Los Ángeles, California, el 26 de marzo de 2016.

La Policía Nacional anunció este viernes la desarticulación de una red internacional que pirateaba correos electrónicos de dirigentes de empresas para extraer centenares de miles de euros que después enviaban a Nigeria.

“Han sido detenidas 44 personas -43 en España y una en Reino Unido-, entre las que se encuentran los 17 máximos responsables de la trama”, aseguró la policía en un comunicado. Los importes estafados iban desde 20.000 hasta 1,8 millones de euros, añadió.

Un portavoz de la institución, interrogado por la AFP, no pudo precisar la fecha de las detenciones ni la nacionalidad de los sospechosos, aunque “alguno de sus líderes” era nigeriano. Entre los arrestados hay asimismo “una gran cantidad de empresarios españoles” que ayudaban a blanquear el dinero obtenido, señala el comunicado.

Se realizaron registros en España y el Reino Unido, incluido “un trastero de un aeropuerto londinense donde ocultaban gran cantidad de dinero en efectivo para enviarlo posteriormente a Nigeria”, agrega.

En España, siete personas que dirigían un cibercafé en la región de Madrid son sospechosas de haber organizado los envíos semanales del dinero hacia Nigeria por avión. En uno de estos envíos “fueron intervenidos más de 135.000 euros en billetes camuflados en bolsas de basura enrolladas y ocultas entre la ropa interior de una maleta facturada en la bodega de un avión”.

La investigación empezó a finales de 2014 con la denuncia de un paquistaní al que le habían sustraído 34.000 euros de su cuenta bancaria.

Según la policía, el modus operandi consistía en “hackear las cuentas de correo electrónico de directivos de empresas mediante el conocido método de ‘spear phishing'” que a diferencia del ‘phishing’, basado en ataques masivos, se centra en objetivos concretos.

“Esta modalidad de estafa que se transmite a través del correo electrónico tiene como finalidad obtener acceso no autorizado a datos confidenciales”, añade el comunicado. Una vez dentro de estas cuentas, los ‘hackers’ enviaban correos maliciosos a diferentes contactos del empresario antes de desarrollar sus estafas.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada