La guerra fraternal por un imperio empresarial de 22.000 millones

aa9278c188dff2842a6f229b170fcfc9No es la primera batalla familiar por heredar un imperio empresarial y su capacidad de generar riqueza y poder, ni será la última pelea de este tipo. Existen múltiples casos similares pero el de la familia Albrecht llama la atención por dos motivos: la ingente cantidad de dinero en juego, 22.000 millones de euros, y el contraste entre la discreción, la humildad y la capacidad de sacrificio de los fundadores del gigante de los supermercados Aldi, los hermanos Theo y Karl Albrecht, y el ruido generado por los afortunados y ricos herederos en su forcejeo por los generosos frutos del proyecto.

Lo que ahora está en juego es el imperio Aldi del Norte de Alemania, que le tocó en el reparto que se hizo en su día a Theo. La zona sur quedó en manos de Karl.

El conflicto enfrenta a Theo Albrecht junior, junto a su abogado y un directivo clave en el grupo  frente a la viuda de su hermano Berthold, que falleció en 2012, junto con sus cinco hijos. Se juegan una fortuna que aparece en el número 23 de la lista Forbes, y parte de una empresa que genera más de 50.000 millones de euros al año.Además de inmuebles y bienes, Babette disfruta de una asignación de un millón de euros al año y rendimientos de hasta 35 millones anuales, pero sus hijos, cuatro de ellos cuatrillizos nacidos en 1990, no reciben asignación hasta que cumplan 32, puesto que por expreso deseo de los abuelos los jóvenes deben dedicar su juventud a prepararse, hacer carrera y vivir por sus propios medios. Babette ha intentado forzar esta cláusula del testamento y ha exigido para sus hijos puestos al máximo nivel en la administración de la empresa y participación en las decisiones estratégicas. De hecho, su demanda ha obtenido un primer triunfo en un tribunal de Schleswig, pero el recurso no ha sido dirimido.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada