2014, un año récord para el turismo en España y Portugal

 Turistas caminando por la playa gaditana de Sanlúcar de Barrameda, en 2010. España recibió un récord de 65 millones de visitantes extranjeros en 2014, casi la cuarta parte de ellos británicos.

Turistas caminando por la playa gaditana de Sanlúcar de Barrameda, en 2010. España recibió un récord de 65 millones de visitantes extranjeros en 2014, casi la cuarta parte de ellos británicos.

España y Portugal han atraído un número récord de visitantes extranjeros en 2014, confirmando el papel del turismo en la reactivación económica de la Península Ibérica, duramente golpeada por la crisis.

 

De las playas del Algarve portugués a las viñas de La Rioja española pasando por las callejuelas de Lisboa o Sevilla, la conclusión es la misma: 2014 ha sido un año excelente.

 

“Es el mejor año de la historia en cuanto a evolución turística”, afirmaba este jueves el ministro español de Industria y de Turismo, José Manuel Soria, mientras el secretario de Estado de Turismo portugués, Adolfo Mesquita Nunes, aseguraba que ha sido “un año histórico en cuanto a número de turistas, ocupación hotelera e ingresos”.

 

Tras un año 2013 que ya marcó un récord en España, el país ha superado una nueva marca con cerca de 65 millones de visitantes extranjeros en 2014 (+7,1%), conservando de paso su tercera posición mundial tras Francia, número uno, y Estados Unidos. En Portugal, el sector también batió un récord con 15,1 millones de turistas entre enero y noviembre de 2014, 8,9 millones de ellos extranjeros, frente a los 14,3 millones para el conjunto del año 2013.

 

Un motor de salida de la crisis

 

Una dulce música para un país que está reponiéndose con dificultades de la crisis y que sólo en mayo de 2014 salió del rescate financiero de 2011: los turistas extranjeros se gastaron la suma récord de 9.600 millones de euros entre enero y noviembre, superando los ingresos de todo el año 2013, según el Banco Central de Portugal.

 

“El turismo nos ha ayudado a superar el difícil momento que atravesamos”, subrayó el portugués Mesquita Nunes. Tras una caída del 1,4% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013, el Gobierno prevé un crecimiento del 1% en 2014 y del 1,5% este año.

Azores, un paraíso.

Azores, un paraíso.

También en España, tras seis años de crisis, 2014 “es el año de la recuperación de la economía”, declaró este jueves el ministro Soria, en un momento en que el gobierno conservador prevé un crecimiento del 1,4% del PIB para 2014 y del 2% este año.

 

“El turismo está siendo sin duda uno de los sectores reales de la economía claves para esta recuperación”, subrayó, recordando su extraordinario peso en la economía española (10,9% del PIB y 12% de los empleos).

 

Un dato importante en un país que todavía cuenta con activo de cada cuatro en el paro.

 

Los turistas extranjeros se dejaron en España alrededor de 63.000 millones de euros en 2014, según las estimaciones adelantadas por el ministro Soria, frente a los ingresos de 42.200 millones registrados por Francia en 2013.

 

No obstante, el número de turistas rusos que habría progresado mucho en estos últimos años, cayó un 10,3% en un año, tras la caída del rublo.

 

La patronal del sector en España, Exceltur, mostró su preocupación el martes por “la llegada de turistas que generan menor gasto de mercados como Francia, Bélgica o Portugal frente a mercados como el ruso que ha caído mucho”.

 

Miedo a los yihadistas

 

España al igual que Portugal sigue beneficiándose de los efectos de las primaveras árabes de 2011, que desvió a una parte del turismo de países como Egipto o Túnez.

 

“Normalmente siempre íbamos a Egipto en enero, pero nos desanimó la amenaza yihadista”, afirma Alain Boquelet, de 58 años, que visita Lisboa con su pareja.

 

“Aquí nos sentimos seguros tanto de noche como de día. Es una ciudad humana, con gente simpática”, añade este funcionario de Lille (norte de Francia).

 

En 2015, “Portugal debería beneficiarse del hecho de ser un país tranquilo, un criterio que cada vez tienen más en cuenta los turistas”, afirma el presidente de la Asociación Hotelera de Portugal, Luis Veiga.

 

Un optimismo compartido por el sector en España

 

En 2015 habrá que afrontar “grandes desafíos”, según Exceltur, como la diversificación de un sector que en un 75% sigue el modelo de “sol y playa” y la regulación de los sistemas de alquileres entre particulares, que supone una “competencia desleal”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada