Concha Otero, vicepresidenta de Sarela, Asociación de Daño Cerebral: “Yo pasé de tener un marido a tener un niño”

Concha Otero es una mujer valiente y decida. La encontramos en Gastroforum de CSHG viendo la viabilidad de que en Sarela, la Asociación de Daño Cerebral de Compostela, de la que es vicepresidenta, pueda cambiar la comida industrial por otra elaborada en el propio centro.

Sarela abrió su centro de día en el año 2000. Diez años después, en unos terrenos del Castiñeiriño cedidos por el Concello de Santiago, pusieron la primera piedra de lo que sería un centro pionero de daño cerebral. El 26 de enero de 2015 inauguraron las nuevas instalaciones. Un centro de día y un centro de terapia ocupacional para que los enfermos de daño cerebral tengan “una calidad de vida digna y que, a la vez, sus familiares puedan recuperar su vida”.

Concha Otero tiene a su marido afectado de daño cerebral desde hace diez años. Y confiesa que en aquel momento “mi vida pasó a un segundo plano. Me enfrenté con algo que desconocía…”. Cuando conoce la existencia de Sarela, Concha explica que “veo una salida para toda la familia y, evidentemente, para mi marido que es el afectado”.

Los derrames cerebrales pueden ser por hipertensión, por una parada cardiorrespiratoria, por un traumatismo tras un accidente…, entre otras causas.

El caso del marido de Concha fue por una subida de tensión “con lo cual sí hubo derrame de sangre, no un ictus”. Al haber sangrado, es de más difícil recuperación, explica Concha Otero.

Y así describe a su marido: “no habla; mi marido tiene una afasia (trastorno del lenguaje); también una parálisis parcial del lado derecho; le falta coordinación…”. Y añade: “Para que se me entienda: Yo pasé de tener un marido a tener un niño. Mi marido tiene 50 años y es una persona atrapada en el cuerpo y mente de una persona joven”.

Sarela se rige por el Plan de Discapacidad de la Xunta de Galicia. El centro cuenta con 40 plazas y, en la actualidad, están ocupadas 24. Este nuevo centro fue respaldado por la Diputación de A Coruña y por las ayudas sociales procedentes del IRPF. A la vicepresidenta de Sarela lo que le preocupa ahora es el mantenimiento del centro.

Más allá de los medios, Otero defiende que “se tenga más en cuenta este tipo de pacientes que, a veces, pueden estar en sus casas y  no poder tener una vida digna”.

Concha, si algo desea, es “un reconocimiento” de la sociedad pero especialmente de los medios de comunicación que dediquen más tiempo, más espacio…

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada