OHL reduce un 49,5% su beneficio por el impacto del tipo de cambio de divisas

El grupo detecta retrasos en cobro y proyectos en varios países por el impacto de la incertidumbre económica

Villar Mir

Villar Mir

OHL obtuvo un beneficio neto de 24,8 millones de euros en el primer trimestre del año, un 49,5% menos que el ejercicio anterior, lastrada por el efecto del tipo de cambio de las divisas en los diferentes mercados en los que opera, fundamentalmente del peso chileno y mexicano.

Las diferencias de cambio restaron 28,2 millones a los resultados del grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir, que también se anota un impacto negativo de 8,7 millones derivado de la venta de una participación en una autopista mexicana en abril del año pasado.

OHL asegura que en caso de restar el efecto de los tipos de cambio, su beneficio trimestral arrojaría un crecimiento del 31,6% hasta marzo.

La cifra de negocio de la compañía creció un 7,4% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta sumar 956,7 millones de euros, “gracias al buen comportamiento de las tres áreas de negocio del grupo”. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 264,1 millones de euros, un 3,9% más.

Estas partidas hubieran experimentado mayores incrementos, del 11,8% y del 18,3%, respectivamente, en caso de descontar el efecto de la fluctuación de las divisas.

OHL obtuvo el 80,4% de sus ingresos de su negocio en el exterior, frente al 77,5% de un año antes. Estados Unidos y Canadá aportaron el 29,1% del total, por delante de España (19,6%). México figura como tercer mercado, al generar el 18,4%.

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora se mantiene como primera fuente de ingresos, al generar 706,6 millones, un 15,6% más, impulsada por la “mayor actividad en Norteamérica”.

TENSIONES EN CONSTRUCCIÓN.

No obstante, OHL está detectando retrasos en algunos proyectos y mayores plazos de cobro en algunos países afectados por incertidumbres económicas y caída de los precios de las materias primas, como el petróleo.

La compañía forma parte del consorcio de empresas que construyen el AVE La Meca y Medina, grupo que ha denunciado demoras en los pagos por parte de Arabia, si bien el país ya se ha comprometido a ponerse al día y, además, a extender el plazo de ejecución del proyecto en catorce meses.

A cierre de marzo, OHL contaba con una cartera de obras pendientes de ejecutar por 6.478 millones de euros, el 83% de ellas en el exterior. Asimismo, un 20% corresponde a la ejecución de obras propias, en concreto, autopistas adjudicadas en Chile, México y Colombia.

Este “impacto negativo” de la coyuntura macroeconómica en el negocio constructor, junto a la aportación de fondos al negocio de concesiones, ha provocado que la deuda con recurso se duplicase. El endeudamiento total creció un 5,4%, hasta 4.223 millones.

En cuanto al resto de negocios, la división de concesiones se mantiene como la primera por aportación al Ebitda, dado que generó el 84% del total. Sus ingresos descendieron un 2%, hasta 101 millones, por el ‘efecto divisa’, sin el cual hubieran crecido un 11,6%.

La nueva rama de construcción industrial cayó un 29,1%, “por el menor ritmo de contratación, la ralentización de algunos proyectos y el tipo de cambio”. Además, la compañía no puede contabilizar un proyecto en México que ejecuta en alianza con otra empresa.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: