La privacidad centrará el debate del Día Mundial de Internet el próximo martes

Una joven utiliza un ordenador durante el Día Mundial de Internet.

Una joven utiliza un ordenador durante el Día Mundial de Internet.

La privacidad centrará los debates del Día Mundial de Internet, que se celebra el próximo martes y se conmemorará oficialmente con un acto en el Senado, para hablar sobre los desafíos del derecho a la intimidad en la nueva era digital.

Bajo el lema “El futuro de la privacidad en una sociedad digital”, los ponentes analizarán los conflictos surgidos en torno a la gestión de la información personal en internet desde distintos puntos de vista: el legislativo, el de la innovación, el empresarial y el social.

Responsables de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), de tecnológicas como Google o de teleoperadores como Telefónica son algunos de los participantes en este acto, en el que también asistirán dirigentes del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), para hablar del complejo equilibrio entre seguridad y privacidad en internet.

La jornada se conmemora el mismo día, el 17 de mayo, en más de una veintena de países, y en España, en concreto, es impulsada por un comité formado por más de sesenta colectivos sociales, bajo la coordinación de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI).

En vísperas de la efeméride, el presidente de esta asociación, Miguel Pérez Subías, ha asegurado: “Cada vez somos más quienes pensamos que el modelo de gestión de la privacidad tiene que cambiar, porque los datos personales son cada vez más importantes”.

Se trata de un momento, el actual, indudablemente crucial para la privacidad, según los expertos, con nuevas normas y procesos legislativos en marcha, como el reglamento europeo de protección de datos o la redefinición del pacto EE.UU.-UE para la transferencia de datos, que dan fe de la importancia que está adquiriendo el tema.

En la nueva era digital, con dispositivos tecnológicos que proliferan por todas partes y generan información continuamente, y con tecnologías cada vez más potentes que permiten analizar millones de datos accesibles en internet en tiempo real y adelantar tendencias y comportamientos, la privacidad personal parece verse cada vez más golpeada, de acuerdo a los expertos.

Es necesario que los internautas se conciencien del valor de sus datos y se percaten de que las empresas, cuando ofrecen servicios en internet a coste cero no lo hacen de forma gratuita, y puede ponerse en juego la privacidad con el uso por las compañías a su antojo de los datos del usuario, explica Pérez Subías.

El presidente de la AUI ha insistido en la necesidad de situar al individuo en el centro del control de sus propios datos y evitar que sigan siendo las empresas las que decidan sobre su gestión cuando tengan acceso a ellos.

El experto propone un cambio de “paradigma” en este asunto, de modo que sea el propio internauta el que autorice a las empresas el uso o no de sus datos personales y cuáles en concreto, y no al revés, como sucede habitualmente ahora, insiste.

Advierte de la falta de conocimiento del usuario respecto a lo que las empresas hacen con sus datos y pone su foco de atención en las nuevas tendencias en auge, a su juicio arriesgadas para la protección de la privacidad del internauta, como la biometría.

Explica que, con el análisis automatizado de los parámetros físicos e intransferibles del individuo que le permiten acceder con seguridad a un dispositivo o aplicación y le evitan recordar contraseñas se favorece la identificación instantánea de la persona con sólo una imagen, pero se echa más leña al fuego al controvertido debate sobre los límites de la privacidad.

La jornada, que ha estado precedida por acciones varias para impulsar el uso de internet, como una semana de descuentos en comercios “online”, con más de 440 empresas involucradas, concluirá con la tradicional entrega de premios del certamen escolar de cuentos, cuya temática en esta ocasión versa sobre cómo mejorar la privacidad en internet.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada