Las agencias de rating ven en el veto a la venta de O2 un mal precedente para operaciones similares en Europa

Creen que Bruselas rechazará probablemente cualquier operación que reduzca los operadores móviles de cuatro a tres en un país

El logo de O2 Deutschland en una tienda en Bonn.

El logo de O2 Deutschland en una tienda en Bonn.

La decisión de la Comisión Europea (CE) de bloquear la fusión de la filial británica de Telefónica O2 con el operador de Hutchison Three ha creado un mal precedente para posibles fusiones de empresas de telecomunicaciones dentro de un país europeo que reduzcan el número de operadores de red de cuatro a tres, que podrían enfrentarse a una postura más estricta por parte de los reguladores.

“La decisión tiene también consecuencias para el resto de los actores del mercado británico, así como en general para el mercado europeo de las telecomunicaciones, ya que esperamos que ralentice el ritmo de consolidación en el mercado móvil del país debido al miedo a unas mayores limitaciones por parte de los reguladores”, afirma Moody’s.

En este sentido, cree que el veto a la fusión forzará probablemente al resto de los actores en el mercado británico a mover ficha, y apunta en concreto la posibilidad de que proveedores de telefonía fija en Reino Unido como Virgin Media, Sky (Londres: BSY.Lnoticias) y Talk Talk presenten ofertas de compra por O2.

En esta línea, Fitch apunta que las compañías de telecomunicaciones del Viejo Continente tendrán que considerar otras opciones para lograr mayor tamaño y mejorar su eficiencia de capital y operativa, especialmente para competir con los grandes operadores históricos que cuentan con servicios de telefonía tanto móvil como fija.

En concreto, cree que los operadores podrían considerar fusiones y adquisiciones que combinen compañías de servicios móviles y fijos si finalmente se bloquea el proceso de consolidación el sector de la telefonía móvil.

“Aunque las sinergias de costes podrían no ser tan elevadas, los operadores que combinen operaciones de telefonía móvil y fija todavía pueden mejorar su base de costes. Esto les permite además ofrecer servicios convergentes más competitivos y mejorar su capacidad para adquirir contenidos atractivos”, agrega.

En su opinión, los operadores necesitan cada vez más ofrecer servicios triples y cuádruples, paquetes que se están convirtiendo cada vez más en el motor de las políticas de precios en los mercados europeos. De hecho, añade que los paquetes con televisión permiten a las compañías con buena cuota de mercado reducir el ‘churn’ (índice de baja de clientes) y proteger su base de abonados.

Por otro lado, añade que otras medidas por las que pueden optar los operadores para su desarrollo futuro es compartir las redes, algo cada vez más común, o la venta de torres, una manera de mejorar la eficiencia de su capital. Así, agrega que alquilar las torres entre varios operadores puede reducir los costes.

FUSIONES PENDIENTES.

Por otro lado, Fitch señala que, dados los argumentos esgrimidos por los responsables de competencia de Bruselas para vetar la venta de O2, es menos probable que la fusión en Italia del operador Wind Telecom, propiedad de Vimpelcom (NasdaqGS: VIPnoticias) , con la filial de Hutchison (HKSE: 0013-OL.HKnoticias) no llegue a buen puerto.

En este sentido, añade que, aunque la operación propuesta daría lugar a tres operadores con cuotas de mercado casi idénticas en Italia, el país cuenta con poco operadores móviles virtuales (OMV (EUREX: 430021.EXnoticias) ) “significativos” que generen una presión competitiva en un mercado con un operador de red menos.

Por su parte, Moody’s resalta que, aunque en el pasado aprobó acuerdos similares en países como Austria, Irlanda o Alemania, la CE está adoptando una postura cada vez más estricta al considerar que algunas de las contrapartidas a estas operaciones, como un mayor peso de los operadores móviles virtuales (OMV), no están siendo eficaces.

La agencia considera que esta incertidumbre es “negativa” desde un punto de vista crediticio para países con cuatro operadores de telefonía móvil con red propia como son España, Francia, Polonia, Suecia o Países Bajos, que están pendientes de una mayor consolidación del sector.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada