Eduardo Brandariz, propietario de Casa Brandariz: “El distintivo Galicia Calidade no certifica el lujo sino lo bien que se hacen las cosas”

El restaurante acaba de ser premiado con el Plato de Oro de la provincia de A Coruña

Eduardo Brandariz.

Eduardo Brandariz.

 

Fue la tercera casa de turismo rural que se abrió en Galicia allá por el 1994. Tras 25 años de trabajo, Mari Carmen hoy felizmente jubilada ha dejado todo en manos de su hijo Eduardo.

La casa tiene un atractivo grande para sus huéspedes y comensales. Su antigüedad está refrendada por un documento de 1526, un testamento del antiguo propietario en galego-portugués. ¡Es más antigua que la fundación de EEUU!, ha subrayado alguna persona alojada en Casa Brandariz.

El salón comedor, en varios ambientes, sorprende porque el agua corre constante con su sonido refrescante, alegre, relajante… Es un manantial que llega directo y servía para tener agua en  el abrevadero los animales,  en la antigua cuadra convertida en comedor. Y que como recuerda Eduardo ya su abuelo decía que nunca se había secado ni siquiera durante el más duro estío.

Casa Brandariz es también atractiva tanto o más por su cocina. A Mari Carmen siempre le gustó andar entre pucheros y consiguió que el capón de corral sea su plato estrella y reconocido más allá de nuestras fronteras.  Con vino blanco, sal, aceite y cebolla se opera el milagro del ‘galo de curral’. Eso sí, hecho en horno de leña a fuego lento.

Eduardo Brandariz.

Eduardo Brandariz.

Quizá por todo eso nos llevamos un notición. Eduardo Brandariz anuncia a Grupo ES., en rigurosa primicia, que le acaban de comunicar que el restaurante de Casa Brandariz va a ser premiado con el Plato de Oro. Son cuatro los restaurantes que esta distinción otorga por provincia anualmente.  Y reconoce, como no podía ser de otra forma, que este premio es fruto del trabajo de muchos años de su madre.

Además, Casa Brandariz pertenece a la Red Europea de Patrimonio Gastronómico junto con otros restaurantes europeos que trabajan con productos locales.

Recientemente este complejo de turismo rural ha conseguido además  el distintivo de Galicia Calidade. Para Eduardo Brandariz, “la distinción de Galicia Calidade no certifica el lujo sino lo bien que se hacen las cosas”.

Eduardo cuenta anécdotas de los huéspedes. Reivindica además la figura del peregrino, un turismo que agradece y que favorece a esta casa de turismo rural.

Hay que ver esta entrevista para emocionarse como Eduardo que cada mañana valora más el “privilegio” de trabajar donde vivieron y lucharon sus antepasados, su abuelo, su padre…

Casa Brandariz apuesta por lo nuestro y por la calidad y esta es la receta que recomienda al mundo empresarial.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
51