Rotilio Bermúdez, gerente de Hotel Rotilio: “Galicia es un destino que se asocia con calidad”

“Galicia es calidad en sus productos. El certificado contribuye a aportar “seguridad” a los clientes”

Rotilio Bermúdez, gerente de Hotel Rotilio en Sanxenxo.

Rotilio Bermúdez, gerente de Hotel Rotilio en Sanxenxo.

En la avenida del Puerto de Sanxenxo Hotel Rotilio es todo un emblema del turismo gallego. A pie de la famosa playa de Silgar, su gerente, Rotilio Bermúdez, lo define como “un balcón a la ría de Pontevedra”. Fue fundado hace ahora 40 años por sus abuelos y continuado por sus padres. Desde entonces “el trato humano y familiar” ha sido distintivo de esta casa.

El cliente de Hotel Rotilio es un repetidor nato, fiel a este establecimiento donde van pasando la segunda y la tercera generación de aquellos primeros veraneantes.

La concesión del distintivo de Galicia Calidade no sorprendió a sus propietarios porque “siempre hemos apostado por la calidad”, afirma el gerente. Además, “Galicia es calidad en sus productos. El certificado contribuye a aportar “seguridad” a los clientes”.

Bermúdez define el momento turístico gallego como “muy bonito. Galicia es un destino que se asocia con calidad. Galicia está en estos momentos de moda. El objetivo de la Xunta de llegar a 5 millones de visitantes lo vamos a conseguir”.

Rotilio en el comedor del Hotel.

Rotilio en el comedor del Hotel.

El Restaurante de Hotel Rotilio es también de tradición familiar. Su abuela Carmen dejó un recetario que sigue vigente. “Mi tía que capitanea la cocina lo asumió incorporando toques de modernidad”. Por eso el cliente sigue degustando la caldeirada de rape, la empanada de masa hojaldrada, el emparedado de camarón. Y otros platos de creación de la tía de Rotilio como son ostras fritas con verduritas crujientes, el revuelto de berberechos con algas sobre pan de ajo. Aquí se detiene Rotilio para documentar el plato que data de 1987, cuando fueron pioneros en la utilización de algas en la cocina. Y lo define como “una explosión de mar en la boca”.

En la carta de vinos no falta ninguna de las cinco Denominaciones de Origen gallegas y en los orujos los de Indicación Geográfica Protegida de Galicia.

A los empresarios gallegos, Rotilio Bermúdez les insta a “apostar por la calidad y a conseguir los sellos de calidad” además de que sean bueno embajadores de Galicia porque –tenemos una ventaja- “el que viene repite”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada