Sergio Arias, ‘Queco’, copropietario de O Curro da Parra: “Es muy gratificante trabajar con los turistas internacionales”

Alejandro Arias, Queco, en O Curro da Parra.

Sergio Arias, Queco, en O Curro da Parra.

O Curro da Parra toma nombre de la calle de la zona histórica de Santiago, en el entorno del Mercado de Abastos, a dos pasos de la plaza de Cervantes y a cinco minutos del Obradoiro. 

Desde hace 6 años, Sergio Arias, ‘Queco’, y Adrián Comesaña montaron este restaurante que precedió al cercanísimo Hotel Pazo de Altamira del que también son propietarios.

Queco es un joven santiagués o ‘picholeiro’ de 35 años. Adrián y él se conocieron en Londres y a la vuelta decidieron unir esfuerzos en el mundo de la restauración con proyectos propios. Queco hizo la licenciatura en Ciencias Políticas y su estancia en Inglaterra le sirvió para formarse en hostelería.

Al frente de la cocina de O Curro da Parra y de Hotel Pazo de Altamira han colocado al chef Alén Tarrío. Un joven cocinero formado en el Lamas de Abade de Santiago y natural de Lavacolla. Queco lo describe como “con experiencia en el mundo de la gastronomía y con profesionalidad, algo que es más difícil de reunir en el sector”. Alén Tarrío trabajó en Casa Marcelo y con el chef Paco Morales en el desaparecido Hotel Ferrero del conocido tenista.IMG_20160520_125139

Al ser cocina de mercado o de temporada, en O Curro buscan los mejores productos del mercado. Estos días explica que incorporan a sus platos guisantes, alcachofas, tirabeques…

En su concepto de restaurante han intentado diferenciarse todo lo posible. Sus clientes son en invierno la gente de Santiago, con la dificultad añadida de que la zona histórica no es zona de paso y la gente viene el fin de semana como salida de ocio. De mayo a octubre, O Curro da Parra está lleno de extranjeros, especialmente de turistas internacionales. Queco reconoce que hay 4 meses difíciles cada año en los que “cuesta mucho trabajar”.

El turista extranjero siempre pide “something local”, algo de la tierra, por eso O Curro da Parra tiene más de 60 referencias de vinos en su gran mayoría gallegos.

En la video-entrevista, Queco ofrece un menú pormenorizado para conocer con todos los sentidos O Curro da Parra.

Queco no oculta lo de que la hostelería es un trabajo “durísimo y sacrificado”. Su motivación es “la satisfacción del cliente”. Y señala que es distinto trabajar con el público nacional que con el extranjero. Y concluye: “Es más gratificante trabajar con los de fuera”. Y sabe de lo que habla porque su estancia en Londres le permite contrastar experiencias.

Hace cuatro años que O Curro da Parra tiene la Q de calidad Turística. Y recientemente han incorporado el distintivo de Galicia Calidade. Observa que en restauración la marca Galicia Calidade todavía no es lo suficientemente conocida a diferencia del certificado en grandes empresas o marcas. Y concluye que el certificado “está aterrizando”, por lo que espera mucho fruto.

Queco con algunos de sus colaboradores en cocina de O Curro da Parra.

Queco con algunos de sus colaboradores en cocina de O Curro da Parra.

Al empresariado gallego, este joven santiagués le recomienda la fórmula de “trabajo, honestidad y profesionalidad” a la que puede unirse la “suerte” también importante para sacar una empresa adelante.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1