El Banco de España asocia el dinamismo del empleo en 2015 con una mayor temporalidad

La cúpula del Banco de España entre banderas de España en el centro de Madrid.

La cúpula del Banco de España entre banderas de España en el centro de Madrid.

El Banco de España considera que el dinamismo del empleo en 2015 se debió a la contratación temporal, que repuntó un 8,3 % frente al 1,9 % del trabajo indefinido, y plantea potenciar “el atractivo” de la contratación indefinida para reducir el desempleo.

En el informe anual difundido hoy, el Banco de España también advierte de que la excesiva protección del empleo indefinido (con un coste por despido más alto) podría llegar a “desincentivar” la creación de empleo estable.

El Banco de España tampoco observa un aumento significativo de las conversiones de temporales en indefinidos, que han mostrado una tendencia claramente descendente desde el inicio de la crisis y que, en el período más reciente, se mantiene en niveles reducidos.

Según el supervisor, en el conjunto de 2015 el empleo creció a ritmos del 3 % interanual, si bien a finales de año se habría recuperado solo alrededor del 30 % de los empleos perdidos en 2008 y principios de 2014.

Por ello, el Banco de España cree que hacen falta “actuaciones adicionales” que aceleren la caída del desempleo y reduzcan la temporalidad y, en este marco, propone que las empresas dispongan de más flexibilidad interna, en línea con las instituciones de mercado de trabajo existentes en otros países europeos.

Si bien a principios de 2016, la tasa de paro se redujo hasta el 21 %, casi seis puntos porcentuales por debajo del máximo de 2013, todavía se sitúa muy por encima de la observada en otros países europeos.

El informe también subraya la alta incidencia del paro de larga duración, y recuerda que el porcentaje de desempleados que lleva más de dos años en paro continúa aumentando en España hasta alcanzar el 44,2 % en 2015 frente al 9,9 % de 2008.

En este sentido, el Banco de España advierte de que la “persistencia” de elevadas tasas de desempleo aumentan la probabilidad de que este se convierta en estructural, y es uno de los factores principales a la hora de explicar el incremento de la desigualdad de la renta en España.

Otras “medidas adicionales” que el Banco de España propone en el informe para reducir el paro está la modernización de los servicios públicos de empleo y el incremento de los recursos disponibles en las políticas activas por desempleado.

El Banco de España también considera “deseable” relanzar las actividades de formación y orientación que, en comparación con otros países europeos, son “escasas” en España, frente a un peso elevado de los incentivos a la contratación, cuya efectividad “suele ser limitada”.

En concreto, el supervisor informa de que la caída de la tasa de actividad a finales de 2015 viene motivada porque los más jóvenes retomaron procesos de formación de manera más intensa.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada