Las nuevas empresas españolas son menores y se cierran antes que las europeas

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, visitó hoy las instalaciones de la empresa Televés. XOÁN CRESPO

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, visitó hoy las instalaciones de la empresa Televés.
ARCHIVO. 

Las empresas españolas de nueva creación son menores respecto a las economías del entorno en tamaño, en nivel inicial de productividad y en tasa de supervivencia, según destaca el boletín anual del Banco de España.

En su análisis de la dinámica empresarial en España, el supervisor indica que el tamaño inicial de las empresas españolas se sitúa de media en 4,6 trabajadores, frente a los 23,7 empleados de Francia y los 17,9 de Finlandia.

Además, sostiene que la creación y la destrucción de compañías no son anormalmente bajas respecto a otros países europeos.

En cualquier caso, admite que el deterioro de las perspectivas de rentabilidad y el endurecimiento de la financiación que hubo debido a la crisis han motivado en los últimos años una creación de empresas en niveles “relativamente bajos”.

Según el estudio, las empresas que ganan en productividad aumentan el número de empleados, “a pesar de las distorsiones de distinta naturaleza (regulatoria, económica, financiera…) que limitan el crecimiento del tamaño”.

A este respecto, resume que el tejido empresarial español se caracteriza por un número “relativamente elevado” de pequeñas empresas y una “escasa” productividad.

El Banco de España considera que si se eliminaran las barreras se producirían efectos macroeconómicos positivos, aunque reconoce que esto no garantizaría un crecimiento económico sostenido.

Para que esto se produzca, señala que es necesario aumentar directamente la productividad mediante mejoras en la calidad y el uso de los factores de producción, así como en el funcionamiento de los mercados y las instituciones.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada