Isolux logra el ‘visto bueno’ de la banca a rescatar y tomar el control del grupo

Contempla liquidar hasta 1.500 millones de deuda con ventas de activos

IsoluxIsolux recibirá con toda probabilidad la próxima semana el ‘visto bueno’ de sus bancos acreedores a cerrar un acuerdo sobre el plan que ha diseñado para reestructurar su deuda y garantizar su viabilidad, un proyecto que pasa por que las entidades tomen el control de la compañía de construcción e ingeniería.

La empresa y la banca fijaron el próximo 10 de junio como fecha máxima para que las entidades comuniquen si aceptan la propuesta de rescate.

Las entidades, fundamentalmente los seis grandes bancos, que además coinciden con los que más exposición tienen en la compañía, tienen previsto manifestar su aceptación a acordar la propuesta de reestructuración, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Con su aceptación, la banca no sólo se aviene al aceptar el plan de refinanciación. También se compromete a mantener su línea de avales a la compañía durante 36 meses (tres años) para permitir el cumplimiento del plan de negocio y la recuperación de la empresa. Además convienen en un ‘standtill’ para garantizar una reestructuración ordenada.

En cuanto al plan de rescate, pasa por previamente reorganizar la deuda financiera de 2.436 millones de euros que actualmente soporta el grupo en tres tramos para darle así diferente solución y tratamiento.

La compañía tendrá un plazo máximo de cinco años para liquidar este endeudamiento, la mitad del cual se prevé amortizar con los recursos que obtenga de vender activos, según detallaron dichas fuentes.

DESINVERSIONES.

En concreto, las desinversiones deberán servir para amoritzar un máximo de 1.500 millones de euros. En concreto, las ventas servirán para pagar los tramos ‘A’ y ‘B’ del pasivo, de 372 y 600 millones de euros, respectivamente, y el grueso (un máximo de 550 millones) del tramo ‘C’, que asciende a un total de 1.414 millones de euros.

De esta forma, la compañía tendrá que colgar el cartel de ‘se vende’ sobre activos más allá de los dos actualmente en venta, su filial T-Solar y la de las líneas de transmisión eléctrica de Brasil.

CAPITALIZACIÓN EN DOS FASES.

Los casi 1.000 millones de euros restantes de deuda, correspondiente al tramo ‘C’, serán los que capitalicen los bancos, una operación que dará a las entidades (junto a los bonistas) el 95% de capital y el control de Isolux, actualmente en manos de su presidente, Luis Delso, y el vicepresidente, José Gomis.

La operación de canje se abordará en dos fases. En un primer momento de capitalizarán 500 millones de euros de deuda. En cuanto a los 464 millones restantes, los bancos tendrán dos años para decidir si también lo cambian por acciones o aceptan una amortización con quita.

Por el momento, Isolux espera recibir esta semana el visto bueno de la banca al diseño del plan que emprendió el pasado mes de abril con el fin de adaptar su estructura financiera del grupo a las “actuales duras condiciones de mercado y a la operativa de la empresa”. La compañía tiene como asesores de este proceso a Rothschild y Houlihan Lokey.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada