El Banco de España calcula que las medidas del BCE aportan 0,6 puntos al PIB

El gobernador del Banco de España, Luís María Linde.

El gobernador del Banco de España, Luís María Linde.

El Banco de España considera que las medidas de estímulo que ha implementado el Banco Central Europeo (BCE) desde la primavera de 2014 aportaron 0,6 puntos al crecimiento del producto interior bruto (PIB) español de 2015 y contribuirán en la misma cuantía en 2016.

Así lo estima el Banco de España en su Informe Anual de 2015, publicado hoy, en el que añade que las citadas medidas también tuvieron su efecto en el IPC, que se habría elevado en 0,6 puntos el año pasado y en 0,3 este año.

La entidad indica que este amplio conjunto de medidas de política monetaria con las que el BCE ha querido hacer frente al escaso crecimiento económico y a la excesivamente baja inflación también han contribuido al crecimiento del PIB de la zona del euro en casi 1,4 puntos y de los precios, en 1,2 puntos porcentuales.

De la misma manera, las citadas medidas han ayudado a una “relajación significativa” de las condiciones financieras en el área del euro desde mayo de 2014, y serían responsables de alrededor de 100 puntos básicos del recorte experimentado por la rentabilidad de la deuda soberana a largo plazo en toda la región.

En el caso concreto de España, la mejora de la prima de riesgo (sobrecoste que pagan por financiarse los países de la zona del euro respecto a Alemania) ha sido aún mayor, de 130 puntos básicos.

Igualmente, y según el organismo que dirige Luis María Linde, las medidas de expansión cuantitativa del BCE estarían contribuyendo a dinamizar la demanda agregada del crédito y la actividad y, con ello, a combatir las tendencias deflacionistas que afectan al área del euro.

En concreto, el informe recuerda que el BCE ha actuado en varios ámbitos, como la reducción de los tipos de interés, el establecimiento de intereses negativos para la facilidad de depósito, o la implementación de un programa de expansión cuantitativa que implica la compra de activos privados y públicos a gran escala.

En este sentido, el Banco de España asegura que la caída de los tipos de interés ayuda a reducir el coste de financiación de los bancos y permite que las entidades apliquen tipos de interés más reducidos en sus nuevas operaciones de préstamo, estimulando la demanda de financiación y, por tanto, el gasto.

Además, el aumento de los precios de los activos contribuye a reforzar el patrimonio de los bancos, que verán incrementada su capacidad para prestar, dice el informe.

Para el organismo, “una de las principales razones” de la efectividad de estas medidas parece radicar en que han contribuido a reducir la fragmentación financiera del área, junto con los avances realizados en el proceso de unión bancaria y otras actuaciones a escala nacional, como la reestructuración de los sectores bancarios de los distintos países.

Además, este avance, junto con otros todavía pendientes en el ámbito de la unión bancaria y del mercado de capitales, también debería impulsar una activación del flujo de crédito más homogénea entre los países del área y, como consecuencia, una mayor efectividad de la política monetaria común.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada