Las calles con las viviendas más caras se concentran en San Sebastián y Barcelona, según un estudio

Imagen aérea de la avenida Pearson de Pedralbes.

Imagen aérea de la avenida Pearson de Pedralbes.

La calle Hernani de San Sebastián y la Avenida Pearson de Barcelona son las ubicaciones con las viviendas más caras de España, según el primer ránking elaborado por Engel & Völkers entre las cinco principales ciudades españolas en las que está presente (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y San Sebastián). En concreto, los 12.700 euros por metro cuadrado de la donostiarra calle Hernani superan en un 6% a la vía más apreciada de la capital catalana y en un 27% a las direcciones madrileñas más exclusivas.

La calle Zubieta de San Sebastián, donde el precio por metro cuadrado se sitúa en los 11.500 euros queda en tercera posición, seguida del Paseo de Gracia en Barcelona que, con 11.000 euros por metro cuadrado, prácticamente se equipara a los 10.900 euros del donostiarra Paseo Miraconcha.

Las mejores localizaciones de Madrid quedan en sexto lugar con precios que alcanzan los 10.000 euros por metro cuadrado. Calles residenciales como la de Serrano o la emblemática Plaza de la Independencia se colocan por delante de los 9.500 euros por metro cuadrado de otra preciada vía madrileña como es la del Doctor Arce, en el prestigioso barrio de El Viso, y superan también los 8.500 euros por metro cuadrado de la Rambla de Cataluña.

Inmediatamente después se encuentra Bilbao, donde la oferta más cara se concentra en viviendas con vistas al Museo Guggenheim situadas en la exclusiva Plaza de Euskadi que cotizan a 5.600 euros por metro cuadrado, casi duplicando a las mejores calles de Valencia.

Con precios que superan ligeramente los 3.000 euros por metro cuadrado en la calle Colón y el Paseo de la Alameda, el inversor inmobiliario puede encontrar exclusivos áticos ubicados en el centro de la capital del Turia por 3.200 euros por metro cuadrado.

PERFIL DEL COMPRADOR.

La mayor parte de los clientes de Engel & Völkers en las cinco ciudades del ranking son nacionales, principalmente en Bilbao, donde los compradores españoles acaparan el 95% de unas adquisiciones que suelen destinar a primera vivienda, mientras que en Madrid el porcentaje baja hasta el 88% y el 12% son clientes internacionales que provienen de Gran Bretaña, México, Venezuela, Alemania y Francia.

Estos inversores optan por la capital de España porque ofrece una mayor rentabilidad que las principales ciudades europeas, situación que ha llevado a muchos compradores de América del Sur a cambiar su preferencia de inversión de Miami a Madrid.

Por su parte, en Barcelona el porcentaje de clientes nacionales se estrecha hasta el 80%, mientras que el 20% restante se concentra principalmente en compradores de tres países: Alemania (con una cuota del total del mercado extranjero del 15,8%), Francia (14,4%) y Holanda (13,2%).

En San Sebastián, según el ranking, la brecha se amplía aún más al situarse en el 70% las operaciones realizadas por parte de españoles frente al 30% de extranjeros que llegan de Australia, Canadá y Oriente Medio, principalmente. Su excelente ubicación geográfica y sus aristocráticos edificios construidos en la Belle Epoque (1850-1920) son un reclamo para un cliente internacional que valora la elaborada gastronomía de una ciudad con 16 estrellas Michelin y la única Universidad de Ciencias Gastronómicas.

En Valencia, el porcentaje de extranjeros sube hasta el 36%, donde principalmente franceses y británicos valoran las bondades de esta ciudad mediterránea, cosmopolita y con una elevada calidad de vida y de servicios pero con una considerable diferencia de precios respecto las dos grandes urbes españolas: Madrid y Barcelona.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada